Entradas

AOVE-Adalid

AOVE Adalid, suavidad en tus platos

Aceites de calidad hay muchos. Basta con darse una vuelta por el mercado y pasear la mirada por la categoría superior para apreciarlo. Sin embargo, algunos llevan consigo una marca de identidad que los destaca.

¿Qué tiene el Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) Adalid que lo diferencie de otros?

La primera razón por la que sobresale es que el aceite Adalid es complejo. Se fabrica teniendo en cuenta el equilibrio de tres diferentes variedades de aceituna: Picual, Hojiblanca y Arbequina. Cada una de ellas le aporta sus propiedades. La Hojiblanca le imprime su carácter afrutado, su olor limpio y su color dorado brillante. La aceituna Picual matiza el color dorado con oro viejo y vetas lechosas y le aporta intensidad aromática. Finalmente, la Arbequina le confiere un mayor aroma afrutado, con plátano, tomatera y manzana, y un regusto almendrado.

La segunda razón radica en el equilibrio de sus aceites. El de Hojiblanca tiene un cuerpo y amargor medio, lo que lo convierte en una base ideal a partir de la cual trabajar. El de Picual es particularmente fuerte y puede dejar cierto picor, sobre todo para aquellos que no están acostumbrados al aceite. Ambos aceites son bastante resistentes a la oxidación por su contenido en ácido oleico. Finalmente, el aceite de Arbequina es dulce y sin amargor. A pesar de su relativa sensibilidad a la oxidación, se ve protegido por los otros dos.

Recomendaciones de uso en gastronomía

Si has escogido este aceite, probablemente quieras sacarle el mayor provecho. Su alta calidad no decepciona en ningún plato que se use, pero la variedad de aceitunas hace que no siempre se obtenga todo su rendimiento.

Desayunos con AOVE

Si vas a tomar un aceite andaluz, y éste es un aceite original de Córdoba, debes considerar su uso tradicional para sacarle todo el partido. El desayuno tradicional en esta región de España ha de incluir, definitivamente, unas tostadas con aceite de oliva. Esta presentación te permite apreciar todas las características del producto sin que tus sentidos se emboten por el resto de ingredientes. De esta manera, podrás comprender los matices que lo diferencian.

Comidas principales

Aunque, por supuesto, su uso en ensaladas es recomendado, particularmente en aquéllas que contengan frutas o frutos secos, el mayor fuerte gastronómico de este aceite se encuentra en los guisos. Es ideal para hacer platos de carne o de legumbre. El regusto afrutado aportará características diferenciales a las legumbres, enmarcándolas en nuevo cuadro de sabores. En cuanto a la carne, ésta aceptará de buen grado los matices amargos de la almendra. En un guiso, combinarán fácilmente con especias y con vinos dulces. Pero, retomando la recomendación del apartado anterior, en este punto hay que volver a remitirse a la cocina andaluza. Un pescado frito en este aceite adquirirá unos matices diferentes que, con un buen paladar, serás capaz de apreciar.

El AOVE Adalid es una joya cordobesa cuyas cualidades difícilmente pueden ser transmitidas solamente con la palabra. Pero, si te fías de la nuestra, te lo recomendamos encarecidamente.

Puedes comprar nuestro AOVE Adalid en nuestra tienda online en diferentes formatos según tus necesidades (500ml, 750 ml y 5L). Si tienes alguna duda sobre el producto no dudes en contactar con nosotros.