Entradas

Aceite de oliva en las recetas de Navidad

Aceite de oliva en las recetas de Navidad

La Navidad ya está llamando a nuestra puerta, siendo uno de los momentos del año más esperado para millones de personas. Nuestras mesas se visten de gala para recibir a familias y amigos. Puedes emplear el aceite de oliva para lograr tus mejores recetas de Navidad, consiguiendo aportar todo el sabor de un producto único que llena nuestros sentidos de agradable sensaciones. Y es que el olivo es un árbol venerado que proporciona mucho más que un delicioso fruto. Estas fiestas, no dejes que falte el mejor aceite de oliva en las recetas de navidad.

Aceite de oliva en las recetas de Navidad

Seguramente tienes tu recetario navideño con el cual logras sorprender a quien se pone delante de tus creaciones. Para hacerlo todavía con más fuerza, siempre hemos de apostar por un aceite de oliva de gran calidad, el AOVE es la expresión máxima del oro líquido. Se trata de un producto que parte de las mejores aceitunas, que sean cuidadosamente seleccionadas y tratadas con todo el esmero posible. Los procesos de extracción del aceite siguen un curso que cuidan con todo detalle que el resultado final sea solamente uno, el de la excelencia. Por eso, estas ideas te ayudarán a disfrutar más de este producto y hacer que tus platos pasen de ser unas buenas propuestas a elaboraciones de un nivel muy alto.

Siempre virgen extra

Podemos encontrar aceite de oliva virgen que son excelentes, pero cuando estamos comprando aceite de oliva virgen extra sabemos que la calidad es la máxima posible. Ese punto diferenciador de sabor y de cuerpo permite que las recetas adquieran nuevas dimensiones. Invertir en un buen aceite no tiene por qué ser caro, simplemente es una apuesta por el sabor y la salud. Variedades como EFFERO son apropiadas para estos momentos tan especiales. Puedes añadir unas gotas a un buen queso curado para descubrir cómo la sensación es totalmente distinta. OROPALMA es otra de nuestras propuestas para Navidad, ya que tiene un sabor ligeramente afrutado que casa muy bien con cualquier plato navideño.

Atrévete a aromatizar

En Navidad puedes dar un toque diferenciador a tus recetas si empleas aceites aromatizados. Lo mejor es que puedes hacerlo por ti mismo, y elegir aquellas especias o productos que más te agraden. Desde la fresca albahaca al potente ajo morado, todas ellas permiten descubrir un amplio espectro de sabores. Recuerda que para que la calidad sea lo mejor, emplees siempre un buen aceite de oliva virgen extra.

El Roscón de Reyes perfecto

Junto con los turrones, polvorones y el mazapán, el roscón de Reyes es el dulce por excelencia de nuestras fiestas. Si utilizas aceite de oliva virgen extra de la variedad arbequina vas a conseguir que el resultado sea bastante mejor que si empleas un aceite cualquiera. A partir de ese momento, emplearás este aceite cada año para elaborar tu roscón.

Regalar aceite, no hay nada mejor

Probablemente no haya regalo que salga más del corazón que un detalle con aceite de oliva. Tienes multitud de propuestas interesantes para sorprender a tus allegados, por lo que valoras siempre esta posibilidad si quieres quedar bien.

Emplear aceite de oliva en tus recetas de Navidad es siempre la opción más inteligente, la más saludable y la que mejores resultados obtiene. Desde Oleopalma, aprovechamos para desearte unas felices fiestas en compañía de familia y de amigos. Deseamos acompañarte en todas tus celebraciones y ofrecer lo mejor de nuestros productos para que tus platos brillen de manera especial.

 

 

 

 

variedades de olivo según el clima

Variedades de olivo según el clima

España es un país con una geografía muy peculiar. Desde grandes cordilleras montañosas a mesetas pasando por campos de cultivo. En ellos, los olivos ocupan grandes extensiones de terreno. De hecho, en la provincia de Jaén hay nada menos que 66 millones de árboles de esta especie. Pero en no todo el territorio existen las mismas variedades, estas vienen determinadas por el tiempo meteorológico. Vamos a conocer un poco más sobre las variedades de olivo según el clima. Te invitamos a que nos acompañes por un recorrido peninsular que resulta interesante.

El olivo: este es su clima favorito

El olivo es un árbol mediterráneo. Razón por la cual todos los países que rodean este mar cuentan con buenas plantaciones de olivos. Desde España a Grecia pasando por Italia y finalizando en Oriente Medio. Esto quiere decir que se trata de un tipo de árbol que va a darse bien en zonas en los que el clima mediterráneo es el predominante. Las variedades de olivo según el clima se caracterizan por los inviernos no muy severos, veranos cálidos y secos y primavera y otoño con agua. A medida que nos vamos alejando de esta zona de influencia, las posibilidades de éxito del olivar se reducen, quedando con una productividad baja y que no ofrece el mejor rendimiento. Un frío severo y con heladas por debajo de -5 grados es fatal para los olivos.

Todo ello lleva a entender por qué se producen buenos aceites en toda la zona de influencia del clima mediterráneo y por qué es muy difícil encontrar explotaciones que resulten exitosas en otros lugares como la meseta castellana. Años de cultivo han ido dando una manera de producir que trate de proporcionar los máximos beneficios. El olivo es un carbol resistente y fuerte, capaz de vivir más de 2.000 años. Sin embargo, el frío es su gran talón de Aquiles.

Variedades de olivo según el clima en España

Hay 400 variedades de olivo, pero por zonas climáticas, estas son las más habituales.

  • Zona central de la península: Cornicabra, Alfafara, de Hellín y Castellana.
  • Extremadura: Morisca.
  • Cataluña: Arbequina
  • Comunidad Valenciana y Murcia: Villalonga, Changlot Real y Blanqueta.
  • Andalucía oriental: Picual
  • Andalucía occidental: Hojiblanca
  • Valle del Ebro: Empeltre.
  • Baleares: Arbequina.

Todo esto sin contar que nuestra geografía tiene variedades locales y autóctonas que funcionan muy bien en sus lugares de origen, pero que no han salido más allá de esas fronteras. Esto da como resultado que nos encontremos con una adversidad de aceites muy amplia, todos con unas características únicas. Hacer un recorrido por las explotaciones aceiteras de nuestro país es descubrir nuestra gran riqueza. También supone dar fe de por qué España es el principal productor de aceite de oliva del mundo. Solo la provincia de Jaén produce más cantidad que 3 países juntos, Italia, Grecia y Túnez.

Por otro lado, el olivo requiere una serie de cuidados especiales, como una buena poda antes de la cosecha, así como tratamientos fitosanitarios y el aporte de agua suficiente en caso de sequía. Por lo demás, las diferentes variedades de olivo según el clima permiten explotar al máximo sus posibilidades de producción y rendimiento.

AOVE y su fama mundial

AOVE y su fama mundial ¿Qué tiene que maravilla al mundo?

No cabe duda de que España produce el mejor aceite de oliva del mundo. Llevamos dos milenios produciendo un producto altamente apreciado, ya no solo por sus propiedades, sino por su extraordinario sabor. Además, la llegada de la tecnología a las almazaras ha provocado refinarlo de tal manera que no tengamos rival. Somos un ejemplo a la hora de producir aceite de oliva en cualquiera de sus variedades. AOVE y su fama mundial es el resultado de muchos años de duro trabajo que, por fin, empieza a ser reconocido.

AOVE y su fama mundial, ¿por qué?

Atrás quedaron los años oscuros para el aceite de oliva; donde no se consideraba adecuado para la salud, y la comunidad médica no se terminaba de poner de acuerdo. Un sombrío manto acompañó durante bastantes años a la fama del aceite. Sin embargo, poco a poco ha podido ser despojado de todo aquello que era directamente falso. No hay aceite de oliva en el mundo con mejores propiedades y beneficios para la salud como el AOVE. Y esto, en parte, ha contribuido a que su expansión alrededor del mundo se acelere. Incluso culturas alejadas al aceite de oliva están comenzando a demandarlo y consumirlo. Además, la retirada de los aranceles de la era Trump está favoreciendo que en los Estados Unidos vuelva a haber aceite de oliva virgen extra a un precio mucho más razonable.

Producción sostenible

El aceite de oliva virgen extra se produce en muchas Almazaras de una manera tradicional. En aquellas de mayor tamaño y que han introducido la tecnología, están evitando todo lo negativo de la producción del oro líquido. Hablamos del alpechín, el residuo que se produce al fabricarlo. Se le está dando un uso alternativo y ya no acaba contaminando acuíferos. Por otro lado, la producción de AOVE no tiene nada que ver con otras explotaciones que están causando mucho daño al medio ambiente, como la del aceite de palma. Nuestra manera tradicional de producir el aceite de oliva no tiene un impacto negativo en la naturaleza.

Adaptación a cualquier cultura

El aceite de oliva virgen extra posee un sabor único, que puede tener un abanico enorme dependiendo de la variedad de aceituna de la que se extraiga. Pero su sabor no es para nada incompatible con otras gastronomías. Por ejemplo, la japonesa está comenzando a introducirlo en algunas elaboraciones. Vivimos en un mundo cada vez más pequeño que permite que se conozcan rápidamente las virtudes de los mejores productos.

Fuente de salud

El AOVE es un amigo íntimo de tu corazón y de tu cerebro. Esto es debido a la fuerte presencia de ácido oleico y de ácidos grasos omega 3. La preocupación por la salud es cada vez mayor, hay una pasión en una concienciación creciente sobre la necesidad de cuidar nuestra salud, ya que este proceso empieza en gran medida por una alimentación adecuada. El aceite de oliva virgen extra contribuye a que tu estado de salud pueda verse favorecido si sigues una dieta saludable e introduces el ejercicio de manera moderada.

Por todo esto, el AOVE y su fama mundial no hacen más que crecer. Por fin podemos sentirnos orgullosos de haber exportado al resto del mundo uno de los pilares básicos de nuestra cultura. Si nosotros ya llevamos años beneficiándonos, qué mejor que poder compartirlo con los demás.

 

AOVE poke bowl

Todo lo que aporta el AOVE a tu poke bowl

De un tiempo para acá se ha puesto muy de moda la elaboración de poke bowl. De hecho, en cualquier ciudad es posible encontrar algún establecimiento especializado que sirva estas delicias. Es un plato que se está volviendo muy popular, ya que permite multitud de variedades y se aleja bastante de los estereotipos de comida rápida. Hablamos de los poke bowl, que hunde sus raíces en Hawái. Con la llegada de los navegantes ingleses, concretamente quienes iban al mando del capitán Cook, se predefinió por completo. Desde nuestro país también podemos aportar nuestro grano de arena, ya que el AOVE dará a tu poke bowl más propiedades todavía.

¿Qué es el poke bowl?

Se trata de una elaboración muy sencilla, consistente en trozos de pescado crudo con algunas verduras y arroz. Originalmente, y antes del siglo XVIII, los nativos de las paradisiacas islas hawaianas ya consumían sus poke bowl, aunque solamente con pescado troceado. De hecho, en la lengua local, poke significa “trocear”. Cuando llegaron los primeros navegantes foráneos, trajeron verduras que eran desconocidas en aquellas latitudes, como la cebolla y el tomate. De esta manera, consiguieron irse incorporando para engrandecer un sencillo plato que actualmente se consume en cualquier parte del mundo.

Lo mejor del poke bowl es que posee muchísima versatilidad, es decir, podemos elegir entre la variedad de pescado que deseemos, el tipo de arroz que más nos apetezca, y las verduras que sean de nuestro antojo. Simplemente conviene tener en cuenta que el pescado ha de estar congelado, al menos durante 5 días, a una temperatura inferior a 20° bajo cero. De esta manera, estaremos eliminando la posibilidad de que nos intoxiquemos con anisakis.

Preparar uno es muy sencillo, bastará con tener cocido perdidamente el arroz de nuestro gusto, cortar bien el pescado y las verduras, y aliñarlo con la salsa que sea de nuestra elección. Podemos además incorporar semillas crudas como la quinoa o el sésamo, que darán un toque realmente delicioso a nuestro plato. También hay un producto ideal como es el aguacate, que además está portando una grasa muy beneficiosa. Pero si hay algo que puede engrandecer un poke bowl no cabe duda de que es el aceite de oliva virgen extra.

Poke bowl y AOVE, mágica combinación

No hace falta que te contemos cuáles son los beneficios de este aceite. Riquísimo en ácido oleico, tiene la virtud de proteger nuestro corazón y aportar gran cantidad de ácidos grasos de tipo omega a nuestro organismo. El AOVE posee muchísimas variedades de entre las que elegir, pudiendo elegir aquellas que tengan un regusto algo más potente y picante, a las variedades que dan un resultado final afrutado. El aceite de oliva virgen extra cuenta con un abanico enorme de sabores que llamarán tu atención y engrandecerán tu poke bowl.

Pero si los navegantes ingleses consiguieron revolucionar este plato hawaiano hace 300 años, nosotros no tenemos por qué ser menos. Incorporar AOVE a tu poke bowl hará  que esta elaboración ganen intensidad, sea mucho más fácil de digerir, y proporcione a tu cuerpo todos los beneficios de los que llevamos más de 2000 años aprovechándonos.

 

 

AOVE altas temperaturas

¿Es adecuado cocinar AOVE a altas temperaturas?

Mucho se habla de aceite de oliva virgen extra y de sus propiedades. Buen aliado de nuestra salud, sabor sin igual, aroma inconfundible, variedades… Pero sobre él pesa a veces una disyuntiva. ¿Bueno para usarlo en frituras o mejor utilizar otros aceites? ¿Aguanta el AOVE altas temperaturas sin perder propiedades? De esto vamos a hablar en este artículo, pero vete haciendo a la idea de que este aceite y el fuego se llevan bastante bien, por lo que podrás usarlo a la hora de cocinar a altas temperaturas sin ningún inconveniente.

AOVE altas temperaturas

Cualquier aceite tienes lo que se conoce como punto de humeo. Esto es la temperatura a partir de la cual va a comenzar a quemarse y echar humo. Seguro que en alguna ocasión te ha ocurrido, has puesto una sartén al fuego, te has despistado unos minutos y en cuanto has vuelto ya estaba humeando. Conviene resaltar que si esto te ha ocurrido, lo mejor es aparatar ese aceite, dejarlo enfriar y no utilizarlo para cocinar, sino para otros fines. La razón es sencilla, cuando se produce humo se desprende una sustancia llamada benzopireno, que puede llegar a ser tóxica. Ya sabes, en caso de humo ventila bien la cocina.

El punto de humeo del AOVE es variable, oscilando entre los 160 y 200 grados, dependiendo de la variedad y de la acidez. Es decir, pueden alcanzarse diferentes temperaturas. Pero hay que evitar que el AOVE, y en general cualquier aceite, genere humo. Por eso, hay una serie de recomendaciones que evitarán que llegues a ese punto.

Cómo evitar alcanzar la temperatura de humeo

  • Nunca perder de vista una sartén al fuego ni distraerse, puede llegar a incendiarse. En este caso, mira este vídeo de los bomberos para comprobar cómo se apaga una sartén ardiendo.
  • No pongas el caudal de fuego al máximo. Quizás tardes un poco más a la hora de conseguir la temperatura adecuada, pero no sufrirá cambios bruscos y evitarás que se degrade antes de tiempo.
  • Cuando estés calentando aceite y desees saber si ya alcanzado una temperatura óptima para freír, echa una miga de pan o una porción pequeña del alimento. Si comienza a burbujear de forma viva, está a su temperatura óptima.
  • Echa los alimentos en la sartén poco a poco, evitarás que el aceite pierda calor en exceso.

El AOVE utilizado para fritura siempre puede volver a utilizarse para freír, pero antes debes dejarlo enfriar y pasarlo por un colador para eliminar los restos. En cuanto veas que el aceite ha tomado color oscuro, lo mejor es reciclarlo o llevarlo al punto limpio. Nunca mezcles aceite usado con nuevo, y, ni mucho menos, aceites de especies diferentes, como AOVE con girasol.

Tal y como te hemos contado, puedes utilizar AOVE en sartén, porque aguanta bien las altas temperaturas. Ahora solo has de encontrar la variedad que más te agrade y disfrutar de las propiedades de un aceite único, lleno de sabor y que consigue proteger nuestra salud. El AOVE es, por derecho propio, el sabor de nuestra cocina.

conservar queso en AOVE

Las ventajas de conservar queso en AOVE

El queso y el aceite de oliva virgen extra son un matrimonio muy bien avenido. Simplemente por el hecho de ser sabores que combinan muy bien, y eligiendo un buen queso junto con un AOVE especial tendremos un producto único. El hecho de conservar queso en AOVE permite aprovechar lo mejor de ambos sabores. ¿Deseas saber las ventajas de hacerlo y cómo debes proceder a la hora de hacer esta deliciosa conserva? No pierdas detalle, te revelamos los secretos.

Por qué conservar queso en AOVE

Muchas veces nos encontramos con alguna cuña de queso abandonada en el frigorífico. Si ha pasado mucho tiempo y no se ha tapado correctamente, el queso se habría endurecido y solo tiene una salida aprovechable, rallarlo para usarlo en un pesto o para aderezar un plato de pasta. Sumergir queso en aceite de oliva virgen extra posibilita aprovecharlo sin temor a que se estropee. Además, si la variedad de AOVE es potente o se encuentra aromatizado con alguna hierba, estaremos proporcionando al queso mucho más sabor.

Conservar queso en AOVE es una buena idea si nos han regalado un queso de gran tamaño y no podemos consumirlo con rapidez. Prepararlo con aceite te hará poder disfrutar de él con mucha más calma. Solo tendrás que abrir el envase e ir sacando las porciones que vayas a consumir en ese momento. Una buena forma de apostar por el ahorro.

Podríamos decir que cualquier queso es susceptible de ser sumergido en AOVE,  a excepción de los cremosos, frescos o azules. Un queso curado de oveja o de cabra adquiere una dimensión especial cuando se combina con aceite. ¿Deseas conocer cómo preparar tu queso para que el AOVE le dé todo lo mejor?

Cómo conservar queso en AOVE sin posibilidad de fracasar

Necesitarás un envase de cristal con tapadera en el que quepan las porciones de queso. El AOVE puedes dejarlo a tu elección, aunque no cabe duda de que las mejores opciones las puedes encontrar aquí. En primer lugar has de porcina el queso y retirarle la corteza. Un cuchillo y algo de paciencia lo hará posible. Corta las porciones del queso a tu elección, en trozos o cuñas, o bien en láminas.

Ahora coloca el queso en el envase y comienza a cubrirlo con AOVE hasta que quede completamente sumergido. Tapa el envase y guárdalo en la despensa, en un lugar apartado de la luz y con una temperatura constante. Cuanto menos muevas el envase, mejor. Simplemente sácalo cuando desees consumirlo y vuélvelo a tapar si te ha sobrado. No es recomendable guardar el envase en el frigorífico, ni al aceite ni al queso le va a pasar nada, pero el AOVE se va a solidificar y tendrás que esperar para consumirlo.

Y ya sabes, cuando hayas acabado con el queso solo te queda filtrar el aceite y utilizarlo para aliñar una ensalada o para tus tostadas del desayuno o merienda. El AOVE sigue teniendo mucha vida tras haberse maridado con el lácteo.

Conservar queso en AOVE es una experiencia que debes probar, siendo herencia de los pastores y de las casas solariegas, en las cuales se usaba la imaginación para preservar los alimentos.

 

olivar arte

El olivar en el arte

Del olivo no solo se extrae el tesoro más preciado de nuestra cultura, también se es capaz de extraer una manifestación artística. El olivar se ha hecho presente en el arte de diferentes formas, como la literatura o pintura. Han sido estos artistas quienes han querido manifestar sus inquietudes a través de este árbol milenario. Conocemos cuáles son sus representaciones más evidentes.

El olivar en diferentes manifestaciones del arte

El olivar en la pintura

Vicente Van Gogh pinto en su etapa en la Provenza francesa 6 cuadros en los que plasmó a los olivos. Fue en 1889, y en una carta a su hermano Teo, le manifestaba su impresión sobre el olivar. Algo que no le dejó indiferente, ya que en su país de origen el olivo es una rareza.

“El susurro del olivar tiene algo muy secreto en ello, e inmensamente viejo. Es demasiado hermoso para que nos atrevamos a pintarlo o para poder imaginarlo”.

El pintor Salvador Dalí, representante del surrealismo, en su primera etapa plasmó los olivos de Cadaqués, en Gerona. Fue en 1922, y el genial artista gerundense supo captar toda la esencia de un árbol tan singular.

Matisse, representante de la pintura de paisaje y excelente artista del color, quiso reflejar en la localidad de Colliure, Francia, unos olivos que llamaron su atención. Tituló a su cuadro “Paseo entre olivos”, y que puede englobarse dentro del periodo del fauvismo.

Pablo Picasso, el malagueño más internacional, reflejó en sus primeras obras los olivos. De hecho, este cuadro fue una de sus primeras creaciones, y como se puede comprobar, este tipo de obra refleja un estilo muy natural y que posteriormente fue derivando a otros más complejos.

El olivar en la literatura

Numerosos artistas, sobre todo andaluces, han reflejado la magnificencia de los campos de olivos en sus obras. En el ámbito de la poesía, autores como Federico García Lorca, Rafael Alberti o Antonio Csasares dieron relevancia al olivo en sus obras. Como muestra, este poema del granadino García Lorca y que lleva por título Arbolé, arbolé:

Arbolé, arbolé

seco y verdé.

La niña del bello rostro está cogiendo aceituna.

El viento, galán de torres, la prende por la cintura.

Pasaron cuatro jinetes sobre jacas andaluzas

con trajes de azul y verde, con largas capas oscuras.

Puedes consultar más poemas sobre los olivos en este recopilatorio.

El olivar en la música

¿Quién no conoce Andaluces de Jaén? Autores tan dispares como Paco Ibañez, Manolo Escobar o el grupo Jarcha la cantaron. Obra del poeta alicantino Miguel Hernández, es el himno oficial de esa provincia andaluza.

El olivar en el teatro

Sí, el olivar también ha quedado representado en una de las artes más profundas, el teatro. Pero también tiene su vis cómica, Es el caso de la obra “Cada mochuelo a su olivo”, que muestra diez historias de humor diferentes de diversos autores. En el argumento se refleja la necesidad de los protagonistas de ir encontrado su propio olivo, es decir, su lugar en la vida.

Y así ha sido como el olivar se ha hecho presente en el arte. Para un árbol universal, nada mejor que la sensibilidad de autores especiales que supieron ver en él algo especial.

recetas de bizcochos con AOVE

2 deliciosas recetas de bizcochos con AOVE

Los desayunos y meriendas toman sentido cuando hay algún elemento casero. Por eso te damos unas ideas para que elabores 2 recetas de bizcochos con AOVE. Son recetas sencillas de elaborar, que aportan todo el sabor de sus ingredientes junto con el del AOVE. Además llenarán tu mesa de un aroma inconfundible. ¿Hay alguien capaz de resistirse al olor de un bizcocho recién horneado?

Prueba estas 2 recetas de bizcochos con AOVE

Bizcocho natural

Un clásico que nunca falla, ya que la medida que se utiliza es la de un vaso de yogurt. Vas a necesitar esto ingredientes:

  • 1 vaso de yogurt natural.
  • 3 medidas de harina de repostería.
  • 2 medidas de azúcar blanca.
  • 1 medida de AOVE.
  • 3 huevos grandes.
  • 1 sobre de levadura.
  • 1 poco de sal.

Elaboración

Toma un molde y úntalo de mantequilla, además habrás precalentado el horno a 200 grados. En un bol grande echa los huevos, el azúcar y la sal, bate a mano vigorosamente o con batidora de varillas. Añade el AOVE y el yogurt y sigue batiendo. Una vez que la masa sea homogénea, incorpora la harina y la levadura, batiendo hasta que no haya grumos. Vierte la masa en el molde y ponlo a cocer, bajando la temperatura a 180 grados. Deberás hornear aproximadamente por unos 40 minutos o cuando veas que el exterior está dorado. Apaga el horno y déjalo 10 minutos más. Sácalo y desmóldalo a la media hora, cuando el molde se haya enfriado.

Tip: puedes cambiar el yogur natural por uno de sabor o incluso un yogur griego. Unas gotas de esencia de vainilla te dará un delicioso bizcocho que hará moverse de la cama al más remolón.

Bizcocho de naranja y AOVE

Aunque el verano no sea época de naranjas, sí que puedes encontrarlas provenientes de otras zonas del mundo, como Sudáfrica o Argentina. Los ingredientes son los que siguen:

  • 160 gramos de harina.
  • 1/2 sobre de levadura.
  • 1 taza de AOVE
  • 1/2 taza de zumo de naranja.
  • 3 huevos.
  • La ralladura de la naranja anterior
  • 3/4 de taza de azúcar.

Elaboración

Toma un molde y úntalo de mantequilla o aceite, seguido pon a calentar el horno a 180 grados. Mezcla la harina y la levadura en un bol y reserva. Aparte, exprime el zumo de naranja y agrega el AOVE, agitando hasta que se mezclen. En otro bol añade los huevos y el azúcar y bate bien hasta obtener una pasta homogénea. Agrega la ralladura de naranja y un poco de la harina con la levadura que habías reservado. Añade un poco de la mezcla de aceite y zumo y mezcla. Así hasta que te quedes sin ingredientes. Se hace de esta manera para que la mezcla quede bien. Vierte la masa en un molde y hornea durante 30 minutos. Saca, deja enfriar 15 minutos y desmolda. Decora con azúcar glas y ralladura de naranja. Si lo deseas, un toque de canela también le vendría bien.

Estas 2 recetas de bizcochos con AOVE son un lujo y se preparan en muy poco tiempo. No necesitas experiencia en la cocina, solo un poco de paciencia y ponerle mucho amor. Además, con AOVE todo sabe mucho mejor.

 

variedades olivo

Variedades de olivo dominantes en nuestro país

El olivo es un árbol milenario que tiene una presencia importante en la península. De hecho, el olivo más antiguo de nuestro país se encuentra en la provincia de Tarragona, y tiene una antigüedad estimada de 1700 años. Las diferentes variedades de olivo que encontramos en cualquier rincón de nuestra geografía corresponden hasta 30 gradaciones diferentes del mismo árbol. Cada uno de ellos produce un aceite con unas características concretas. ¿Deseas conocer las diferentes variedades de este árbol? Acompáñanos a un viaje botánico sin salir de casa.

Estas son las principales variedades de olivo en España

Olivo picual

Se podría decir que la práctica totalidad de los olivos de Jaen son de esta variedad, y es la especie predominante en España. Es un olivo bastante sensible, pero que tiene a su favor aprovechar la fotosíntesis como ningún otro. El aceite que sale de sus frutos se caracteriza por un sabor ligeramente picante y que raspa. Es un árbol que produce un rendimiento muy elevado.

Olivo cornicabra

270.000 hectáreas son las que ocupan esta variedad de olivo, que es originaria de la localidad toledana de Mora. Se extiende por el centro peninsular y Extremadura. Está muy adaptado a terrenos secos e irregulares. Su nombre proviene de la característica forma de su fruto. Es un árbol de cosecha tardía y de producción irregular, pero que proporciona un aceite con un sabor excelente y muy utilizado en cocina.

Olivo verdial

Estas son las principales variedades de olivo que encontramos en nuestro país. Cada una de ellas predomina dentro de una zona concreta, pero esa es la verdadera riqueza de este árbol. Los aceites que se producen de sus frutos están plagados de matices que lo hacen único, y que pueden emplearse de diferentes maneras.

Olivo hojiblanca

Habitual de Andalucía en los lugares en los que no se da el olivo picual, por ejemplo Córdoba o Málaga. Produce un excelente aceite de oliva pero la aceituna de mesa es la reina de esta variedad. Tiene una carne muy firme y en abundancia, por lo que resulta un aperitivo ideal en cualquier ocasión.

Olivo blanqueta

Es la variedad dominante en la provincia de Valencia. Toma su nombre del color de la aceituna cuando está madura, que se torna blanquecino. Es un olivo resistente al frío, pero no soporta bien las heladas. Sin embargo, crece bien en suelos complicados y áridos, proporcionando un rendimiento excelente por cada árbol. Su aceite es también muy apreciado.

Éstas son las variedades de olivo más habituales en nuestro país. Eso no quita que también se vayan introduciendo otras provenientes de países Olivareros, como son Grecia, Italia o Túnez. Pero no cabe duda de que el mejor aceite del mundo se encuentra en nuestras tierras, es un legado histórico que debemos seguir protegiendo y empleando a diario en nuestra gastronomía. Esta ha adquirido fama mundial gracias a los beneficios que aporta el aceite de oliva a la salud y a su excelente composición nutricional. Una dieta equilibrada ha de tener su dosis diaria de aceite de oliva.

 

 

conservar aceite de oliva en verano

Cómo conservar aceite de oliva en verano

El aceite de oliva, nuestro particular tesoro, debe seguir unas normas básicas para mantener sus propiedades. Conseguirlo no es nada difícil, solo hay que conocer cuáles son los mejores trucos para conservar aceite de oliva en verano. Para que este siga sabiendo igual de rico, debes quitarte algunos mitos de la cabeza. Solo así podrás mantenerlo en óptimas condiciones.

¿Qué daña al aceite de oliva?

El verano es una época en la que las altas temperaturas  y el ambiente seco lo inundan todo. Y debe servir para replantearnos la manera en la que conservamos los alimentos. Por ejemplo, el gran enemigo del aceite es la luz. Esa es la razón por la que la mayoría de los envases son oscuros. Si el envase de nuestro aceite es transparente, este debe estar apartado de toda fuente de luz y calor.

La luz hace reaccionar al fruto del olivo, por lo que una exposición prolongada a esta hará que sus propiedades varíen. ¿Cuántas veces has visto las aceiteras de las cafeterías y restaurantes en botellas transparentes? O junto a la vinagrera, un aliño ácido que desprende mucho aroma. Nada de esto está bien, por lo que estos son los mejores consejos para conservar aceite de oliva en verano, o en cualquier época del año.

Cómo conservar aceite de oliva en verano

Trucos y consejos que harán de la conservación del aceite una rutina sencilla:

  •  Siempre ha de guardarse en lugares frescos y oscuros, es decir, en tu despensa. Si la temperatura es constante, mucho mejor para las propiedades del aceite. Guardar el aceite de oliva en el frigorífico no es una buena idea. En primer lugar, porque se va a volver muy denso y algunas moléculas precipitarán en forma de puntos blancos. Para poder utilizarlo, habría que dejarlo unas horas a temperatura ambiente. Pero el aceite de oliva no necesita de frío para su conservación.
  • Es muy importante que el aceite no reciba luz directa del sol. Por esa razón, la despensa es el lugar más indicado para guardarlo. Si posees aceiteras en casa, elige preferentemente las de cerámica, las de cristal oscuro, o incluso de metal. Recuerda que la luz es el enemigo directo del aceite de oliva.
  • Cuando guardes el aceite en la despensa, asegúrate de que está bien tapado y lejos de cualquier fuente de olor intensa.
  • El aceite pierde propiedades con el paso del tiempo, aunque se ha documentado que no es en ningún caso perjudicial para la salud consumirlo tras su fecha de consumo preferente. Si tienes aceite en casa olvidado y se te ha pasado de fecha, puedes utilizarlo de otra manera que no sea para consumo. Por ejemplo, para elaborar jabones. También se ha demostrado muy efectivo en la curación de heridas cutáneas.
  • Recuerda que el aceite, una vez utilizado, nunca ha de tirarse por el fregadero ni por el WC. Deposítalo en una botella vacía y cuando la hayas llenado, llévala al punto limpio o a los contenedores de recogida de aceite que suelen encontrarse en todas las ciudades

Siguiendo estas premisas, conservar el aceite de oliva en verano no supone ningún tipo de inconveniente y podrás disfrutar de todo su esplendor cada vez que lo tomes.