Entradas

conservar queso en AOVE

Las ventajas de conservar queso en AOVE

El queso y el aceite de oliva virgen extra son un matrimonio muy bien avenido. Simplemente por el hecho de ser sabores que combinan muy bien, y eligiendo un buen queso junto con un AOVE especial tendremos un producto único. El hecho de conservar queso en AOVE permite aprovechar lo mejor de ambos sabores. ¿Deseas saber las ventajas de hacerlo y cómo debes proceder a la hora de hacer esta deliciosa conserva? No pierdas detalle, te revelamos los secretos.

Por qué conservar queso en AOVE

Muchas veces nos encontramos con alguna cuña de queso abandonada en el frigorífico. Si ha pasado mucho tiempo y no se ha tapado correctamente, el queso se habría endurecido y solo tiene una salida aprovechable, rallarlo para usarlo en un pesto o para aderezar un plato de pasta. Sumergir queso en aceite de oliva virgen extra posibilita aprovecharlo sin temor a que se estropee. Además, si la variedad de AOVE es potente o se encuentra aromatizado con alguna hierba, estaremos proporcionando al queso mucho más sabor.

Conservar queso en AOVE es una buena idea si nos han regalado un queso de gran tamaño y no podemos consumirlo con rapidez. Prepararlo con aceite te hará poder disfrutar de él con mucha más calma. Solo tendrás que abrir el envase e ir sacando las porciones que vayas a consumir en ese momento. Una buena forma de apostar por el ahorro.

Podríamos decir que cualquier queso es susceptible de ser sumergido en AOVE,  a excepción de los cremosos, frescos o azules. Un queso curado de oveja o de cabra adquiere una dimensión especial cuando se combina con aceite. ¿Deseas conocer cómo preparar tu queso para que el AOVE le dé todo lo mejor?

Cómo conservar queso en AOVE sin posibilidad de fracasar

Necesitarás un envase de cristal con tapadera en el que quepan las porciones de queso. El AOVE puedes dejarlo a tu elección, aunque no cabe duda de que las mejores opciones las puedes encontrar aquí. En primer lugar has de porcina el queso y retirarle la corteza. Un cuchillo y algo de paciencia lo hará posible. Corta las porciones del queso a tu elección, en trozos o cuñas, o bien en láminas.

Ahora coloca el queso en el envase y comienza a cubrirlo con AOVE hasta que quede completamente sumergido. Tapa el envase y guárdalo en la despensa, en un lugar apartado de la luz y con una temperatura constante. Cuanto menos muevas el envase, mejor. Simplemente sácalo cuando desees consumirlo y vuélvelo a tapar si te ha sobrado. No es recomendable guardar el envase en el frigorífico, ni al aceite ni al queso le va a pasar nada, pero el AOVE se va a solidificar y tendrás que esperar para consumirlo.

Y ya sabes, cuando hayas acabado con el queso solo te queda filtrar el aceite y utilizarlo para aliñar una ensalada o para tus tostadas del desayuno o merienda. El AOVE sigue teniendo mucha vida tras haberse maridado con el lácteo.

Conservar queso en AOVE es una experiencia que debes probar, siendo herencia de los pastores y de las casas solariegas, en las cuales se usaba la imaginación para preservar los alimentos.

 

olivar arte

El olivar en el arte

Del olivo no solo se extrae el tesoro más preciado de nuestra cultura, también se es capaz de extraer una manifestación artística. El olivar se ha hecho presente en el arte de diferentes formas, como la literatura o pintura. Han sido estos artistas quienes han querido manifestar sus inquietudes a través de este árbol milenario. Conocemos cuáles son sus representaciones más evidentes.

El olivar en diferentes manifestaciones del arte

El olivar en la pintura

Vicente Van Gogh pinto en su etapa en la Provenza francesa 6 cuadros en los que plasmó a los olivos. Fue en 1889, y en una carta a su hermano Teo, le manifestaba su impresión sobre el olivar. Algo que no le dejó indiferente, ya que en su país de origen el olivo es una rareza.

“El susurro del olivar tiene algo muy secreto en ello, e inmensamente viejo. Es demasiado hermoso para que nos atrevamos a pintarlo o para poder imaginarlo”.

El pintor Salvador Dalí, representante del surrealismo, en su primera etapa plasmó los olivos de Cadaqués, en Gerona. Fue en 1922, y el genial artista gerundense supo captar toda la esencia de un árbol tan singular.

Matisse, representante de la pintura de paisaje y excelente artista del color, quiso reflejar en la localidad de Colliure, Francia, unos olivos que llamaron su atención. Tituló a su cuadro “Paseo entre olivos”, y que puede englobarse dentro del periodo del fauvismo.

Pablo Picasso, el malagueño más internacional, reflejó en sus primeras obras los olivos. De hecho, este cuadro fue una de sus primeras creaciones, y como se puede comprobar, este tipo de obra refleja un estilo muy natural y que posteriormente fue derivando a otros más complejos.

El olivar en la literatura

Numerosos artistas, sobre todo andaluces, han reflejado la magnificencia de los campos de olivos en sus obras. En el ámbito de la poesía, autores como Federico García Lorca, Rafael Alberti o Antonio Csasares dieron relevancia al olivo en sus obras. Como muestra, este poema del granadino García Lorca y que lleva por título Arbolé, arbolé:

Arbolé, arbolé

seco y verdé.

La niña del bello rostro está cogiendo aceituna.

El viento, galán de torres, la prende por la cintura.

Pasaron cuatro jinetes sobre jacas andaluzas

con trajes de azul y verde, con largas capas oscuras.

Puedes consultar más poemas sobre los olivos en este recopilatorio.

El olivar en la música

¿Quién no conoce Andaluces de Jaén? Autores tan dispares como Paco Ibañez, Manolo Escobar o el grupo Jarcha la cantaron. Obra del poeta alicantino Miguel Hernández, es el himno oficial de esa provincia andaluza.

El olivar en el teatro

Sí, el olivar también ha quedado representado en una de las artes más profundas, el teatro. Pero también tiene su vis cómica, Es el caso de la obra “Cada mochuelo a su olivo”, que muestra diez historias de humor diferentes de diversos autores. En el argumento se refleja la necesidad de los protagonistas de ir encontrado su propio olivo, es decir, su lugar en la vida.

Y así ha sido como el olivar se ha hecho presente en el arte. Para un árbol universal, nada mejor que la sensibilidad de autores especiales que supieron ver en él algo especial.

recetas de bizcochos con AOVE

2 deliciosas recetas de bizcochos con AOVE

Los desayunos y meriendas toman sentido cuando hay algún elemento casero. Por eso te damos unas ideas para que elabores 2 recetas de bizcochos con AOVE. Son recetas sencillas de elaborar, que aportan todo el sabor de sus ingredientes junto con el del AOVE. Además llenarán tu mesa de un aroma inconfundible. ¿Hay alguien capaz de resistirse al olor de un bizcocho recién horneado?

Prueba estas 2 recetas de bizcochos con AOVE

Bizcocho natural

Un clásico que nunca falla, ya que la medida que se utiliza es la de un vaso de yogurt. Vas a necesitar esto ingredientes:

  • 1 vaso de yogurt natural.
  • 3 medidas de harina de repostería.
  • 2 medidas de azúcar blanca.
  • 1 medida de AOVE.
  • 3 huevos grandes.
  • 1 sobre de levadura.
  • 1 poco de sal.

Elaboración

Toma un molde y úntalo de mantequilla, además habrás precalentado el horno a 200 grados. En un bol grande echa los huevos, el azúcar y la sal, bate a mano vigorosamente o con batidora de varillas. Añade el AOVE y el yogurt y sigue batiendo. Una vez que la masa sea homogénea, incorpora la harina y la levadura, batiendo hasta que no haya grumos. Vierte la masa en el molde y ponlo a cocer, bajando la temperatura a 180 grados. Deberás hornear aproximadamente por unos 40 minutos o cuando veas que el exterior está dorado. Apaga el horno y déjalo 10 minutos más. Sácalo y desmóldalo a la media hora, cuando el molde se haya enfriado.

Tip: puedes cambiar el yogur natural por uno de sabor o incluso un yogur griego. Unas gotas de esencia de vainilla te dará un delicioso bizcocho que hará moverse de la cama al más remolón.

Bizcocho de naranja y AOVE

Aunque el verano no sea época de naranjas, sí que puedes encontrarlas provenientes de otras zonas del mundo, como Sudáfrica o Argentina. Los ingredientes son los que siguen:

  • 160 gramos de harina.
  • 1/2 sobre de levadura.
  • 1 taza de AOVE
  • 1/2 taza de zumo de naranja.
  • 3 huevos.
  • La ralladura de la naranja anterior
  • 3/4 de taza de azúcar.

Elaboración

Toma un molde y úntalo de mantequilla o aceite, seguido pon a calentar el horno a 180 grados. Mezcla la harina y la levadura en un bol y reserva. Aparte, exprime el zumo de naranja y agrega el AOVE, agitando hasta que se mezclen. En otro bol añade los huevos y el azúcar y bate bien hasta obtener una pasta homogénea. Agrega la ralladura de naranja y un poco de la harina con la levadura que habías reservado. Añade un poco de la mezcla de aceite y zumo y mezcla. Así hasta que te quedes sin ingredientes. Se hace de esta manera para que la mezcla quede bien. Vierte la masa en un molde y hornea durante 30 minutos. Saca, deja enfriar 15 minutos y desmolda. Decora con azúcar glas y ralladura de naranja. Si lo deseas, un toque de canela también le vendría bien.

Estas 2 recetas de bizcochos con AOVE son un lujo y se preparan en muy poco tiempo. No necesitas experiencia en la cocina, solo un poco de paciencia y ponerle mucho amor. Además, con AOVE todo sabe mucho mejor.

 

variedades olivo

Variedades de olivo dominantes en nuestro país

El olivo es un árbol milenario que tiene una presencia importante en la península. De hecho, el olivo más antiguo de nuestro país se encuentra en la provincia de Tarragona, y tiene una antigüedad estimada de 1700 años. Las diferentes variedades de olivo que encontramos en cualquier rincón de nuestra geografía corresponden hasta 30 gradaciones diferentes del mismo árbol. Cada uno de ellos produce un aceite con unas características concretas. ¿Deseas conocer las diferentes variedades de este árbol? Acompáñanos a un viaje botánico sin salir de casa.

Estas son las principales variedades de olivo en España

Olivo picual

Se podría decir que la práctica totalidad de los olivos de Jaen son de esta variedad, y es la especie predominante en España. Es un olivo bastante sensible, pero que tiene a su favor aprovechar la fotosíntesis como ningún otro. El aceite que sale de sus frutos se caracteriza por un sabor ligeramente picante y que raspa. Es un árbol que produce un rendimiento muy elevado.

Olivo cornicabra

270.000 hectáreas son las que ocupan esta variedad de olivo, que es originaria de la localidad toledana de Mora. Se extiende por el centro peninsular y Extremadura. Está muy adaptado a terrenos secos e irregulares. Su nombre proviene de la característica forma de su fruto. Es un árbol de cosecha tardía y de producción irregular, pero que proporciona un aceite con un sabor excelente y muy utilizado en cocina.

Olivo verdial

Estas son las principales variedades de olivo que encontramos en nuestro país. Cada una de ellas predomina dentro de una zona concreta, pero esa es la verdadera riqueza de este árbol. Los aceites que se producen de sus frutos están plagados de matices que lo hacen único, y que pueden emplearse de diferentes maneras.

Olivo hojiblanca

Habitual de Andalucía en los lugares en los que no se da el olivo picual, por ejemplo Córdoba o Málaga. Produce un excelente aceite de oliva pero la aceituna de mesa es la reina de esta variedad. Tiene una carne muy firme y en abundancia, por lo que resulta un aperitivo ideal en cualquier ocasión.

Olivo blanqueta

Es la variedad dominante en la provincia de Valencia. Toma su nombre del color de la aceituna cuando está madura, que se torna blanquecino. Es un olivo resistente al frío, pero no soporta bien las heladas. Sin embargo, crece bien en suelos complicados y áridos, proporcionando un rendimiento excelente por cada árbol. Su aceite es también muy apreciado.

Éstas son las variedades de olivo más habituales en nuestro país. Eso no quita que también se vayan introduciendo otras provenientes de países Olivareros, como son Grecia, Italia o Túnez. Pero no cabe duda de que el mejor aceite del mundo se encuentra en nuestras tierras, es un legado histórico que debemos seguir protegiendo y empleando a diario en nuestra gastronomía. Esta ha adquirido fama mundial gracias a los beneficios que aporta el aceite de oliva a la salud y a su excelente composición nutricional. Una dieta equilibrada ha de tener su dosis diaria de aceite de oliva.

 

 

conservar aceite de oliva en verano

Cómo conservar aceite de oliva en verano

El aceite de oliva, nuestro particular tesoro, debe seguir unas normas básicas para mantener sus propiedades. Conseguirlo no es nada difícil, solo hay que conocer cuáles son los mejores trucos para conservar aceite de oliva en verano. Para que este siga sabiendo igual de rico, debes quitarte algunos mitos de la cabeza. Solo así podrás mantenerlo en óptimas condiciones.

¿Qué daña al aceite de oliva?

El verano es una época en la que las altas temperaturas  y el ambiente seco lo inundan todo. Y debe servir para replantearnos la manera en la que conservamos los alimentos. Por ejemplo, el gran enemigo del aceite es la luz. Esa es la razón por la que la mayoría de los envases son oscuros. Si el envase de nuestro aceite es transparente, este debe estar apartado de toda fuente de luz y calor.

La luz hace reaccionar al fruto del olivo, por lo que una exposición prolongada a esta hará que sus propiedades varíen. ¿Cuántas veces has visto las aceiteras de las cafeterías y restaurantes en botellas transparentes? O junto a la vinagrera, un aliño ácido que desprende mucho aroma. Nada de esto está bien, por lo que estos son los mejores consejos para conservar aceite de oliva en verano, o en cualquier época del año.

Cómo conservar aceite de oliva en verano

Trucos y consejos que harán de la conservación del aceite una rutina sencilla:

  •  Siempre ha de guardarse en lugares frescos y oscuros, es decir, en tu despensa. Si la temperatura es constante, mucho mejor para las propiedades del aceite. Guardar el aceite de oliva en el frigorífico no es una buena idea. En primer lugar, porque se va a volver muy denso y algunas moléculas precipitarán en forma de puntos blancos. Para poder utilizarlo, habría que dejarlo unas horas a temperatura ambiente. Pero el aceite de oliva no necesita de frío para su conservación.
  • Es muy importante que el aceite no reciba luz directa del sol. Por esa razón, la despensa es el lugar más indicado para guardarlo. Si posees aceiteras en casa, elige preferentemente las de cerámica, las de cristal oscuro, o incluso de metal. Recuerda que la luz es el enemigo directo del aceite de oliva.
  • Cuando guardes el aceite en la despensa, asegúrate de que está bien tapado y lejos de cualquier fuente de olor intensa.
  • El aceite pierde propiedades con el paso del tiempo, aunque se ha documentado que no es en ningún caso perjudicial para la salud consumirlo tras su fecha de consumo preferente. Si tienes aceite en casa olvidado y se te ha pasado de fecha, puedes utilizarlo de otra manera que no sea para consumo. Por ejemplo, para elaborar jabones. También se ha demostrado muy efectivo en la curación de heridas cutáneas.
  • Recuerda que el aceite, una vez utilizado, nunca ha de tirarse por el fregadero ni por el WC. Deposítalo en una botella vacía y cuando la hayas llenado, llévala al punto limpio o a los contenedores de recogida de aceite que suelen encontrarse en todas las ciudades

Siguiendo estas premisas, conservar el aceite de oliva en verano no supone ningún tipo de inconveniente y podrás disfrutar de todo su esplendor cada vez que lo tomes.

 

 

AOVE para curar heridas

¿Puedo usar el AOVE para curar heridas?

El aceite de oliva solamente posee propiedades beneficiosas, ya no solo a la hora de consumirlo, sino como uso tópico. ¿Puede usarse el AOVE para curar heridas? A decir verdad, históricamente se ha utilizado el aceite para ayudar a nuestra piel. Pero lo que quizás no sepas es que este hecho ya está avalado de manera científica mediante varios estudios en universidades españolas y extranjeras.

Sí, el AOVE ayuda a curar heridas

Deseamos hacer una puntualización, en caso de que te hayas lastimado o producido una herida en la piel, quien primero debe valorar su alcance es un profesional de la salud. No te apliques aceite de oliva ni ningún otro producto sobre heridas que se encuentran abiertas o que estén recibiendo un tratamiento medico. Hecha esta salvedad, sabemos que muchas personas aplican aceite en la piel para que esta la vaya absorbiendo y se hidrate. Sin embargo, no solo mediante su aplicación en la piel tiene beneficios. El AOVE esconde muchas sorpresas de las cuales nos podemos beneficiar.

Estudios sobre los beneficios del AOVE para curar heridas

Un estudio publicado en el año 2015, vino a ratificar un hecho. El AOVE ayuda en el proceso de cicatrización de las heridas producidas en pacientes quemados. Este estudio observó como pacientes ingresados en hospitales por quemaduras mejoraban su proceso de curación si se incorporada AOVE en su dieta diaria. Es decir, el aceite es capaz de acelerar la cicatrización si se consume, no solo como uso tópico. Sorprendentemente, estos pacientes, que estaban hospitalizados, se curaron más rápido y cicatrizaban sus heridas a una mayor velocidad. El estudio se realizó en los Estados Unidos, por lo que ya tienes una razón más para consumir nuestros productos. Esto además puede verse facilitado por la disminución de aranceles a la importación del aceite de oliva español.

Pero este hecho se ha visto avalado por un estudio realizado en la Universidad de Jaén. El AOVE posee un compuesto denominado escualeno, que interviene en proceso de cicatrización de las heridas. Este estudio fue publicado en 2018 en la revista Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine. Pone de manifiesto que el uso del aceite de oliva, ya sea ingerido o aplicado en las heridas durante el proceso de cicatrización, hace que sanen de forma más rápida. Además, el proceso inflamatorio se ve reducido en la mayoría de los casos; lo que pone de manifiesto que el aceite de oliva virgen extra es una fuente natural de salud.

Oro líquido curativo

El uso del aceite de oliva para mejorar nuestra salud es algo tan antiguo como el propio oro líquido. Ha sido utilizado históricamente en el tratamiento de lesiones, de hecho los gladiadores romanos se ungían en él tras los combates. El médico griego Hipócrates, que vivió en el siglo IV aC, recomendaba no solo el aceite para la piel o el pelo, sino para los malestares intestinales, aplicándolo en forma de enema.

Así que, tal y como pensabas, el AOVE tiene un buen efecto a la hora de curar heridas.  Así que cuando pienses que el aceite de oliva virgen extra tiene un precio elevado, haz una reflexión sobre todas las propiedades beneficiosas que este producto posee.

 

 

 

 

Extraer aceite de oliva en casa

¿Puedo extraer aceite de oliva en casa?

La industria del aceite de oliva tiene una importancia capital en nuestro país. Lo habitual es comprarlo en un supermercado, en una cooperativa o bien por internet. De esta forma, podemos degustar verdadero oro líquido de calidad, que se elabora con mimo y con olivas seleccionadas. Pero puede que te estés preguntando si es posible extraer aceite de oliva en casa. La respuesta es sí, te invitamos ademas a que lo pruebes. Apreciarás desde ese momento lo cómodo que resulta tenerlo directamente ya embotellado y envasado.

Cómo extraer aceite de oliva en casa

Se trata de un proceso sencillo, que no requiere de herramientas especiales y que cualquier persona puede intentar en casa. En primer lugar, habrás de conseguir las aceitunas. Si eres tú quien tiene olivos, es bien sencillo. Si no, puedes probar a comprarlas en alguna cooperativa próxima. Puedes comenzar con poca cantidad, por ejemplo, 1 kg de aceitunas de la variedad que más te agrade. No esperes un rendimiento alto, extraer aceite oliva en casa no compensa en absoluto. De un kilo de aceitunas vas a obtener 50 ml de aceite. Pero al menos te servirá para darte cuenta de cómo se hace.

Una vez que tengas las aceitunas, hay que someterla a un buen proceso de lavado para eliminar los restos de tierra que tengan. Introduce las aceitunas, incluso con el hueso, en un vaso batidor o en un robot de cocina potente. Trituramos las aceitunas hasta obtener una pasta, puedes añadir si lo deseas un poco de agua para facilitar el batido. Lo habitual es extraer el aceite en frío, pero en casa va a resultar demasiado complejo. Introduce toda esa pasta en una olla y ponla a calentar. Vigila con un termómetro que la mezcla no supere los 70 grados. Cuando toda esa masa se haya calentado de manera homogénea, damos el siguiente paso.

Extracción del aceite

Tendrás preparada una tela, puede ser el resto de una sábana de algodón. Intenta que no sea muy tupida. Irás poniendo la masa caliente dentro de la tela extendida. Una vez que lo hayas hecho, cierra la tela y pon un plato sopero debajo. Llega el momento más laborioso, el de apretar la tela, habrá que poner la tela en forma de bola. A medida que vayas apretando, irá cayendo en el plato sopero un jugo de aspecto marrón.

Proceso de decantación

Cuando ya hayas exprimido todo y no quede ni una gota, damos el siguiente paso. Habrás preparado una botella de plástico vacía. Introduce el líquido que tienes en el plato sopero en la botella, ayudándote de un embudo. Llega el momento de esperar, ni tengas prisa. A medida que va pasando el tiempo, verás como los residuos se van al fondo de la botella y el aceite permanece arriba. La diferencia se ve a simple vista, por lo que habrás de desechar el residuo, denominado alpechín, y quedarte con el aceite. El alpechín estará debajo, así que con la ayuda de un punzón perfora la base de la botella y saca todo el alpechín.

Quédate con el aceite y vuelvelo a filtrar con otra malla, para que se queden los posibles restos en ella. El resultado ya lo tienes, aceite puro de oliva virgen extra hecho por ti y de una calidad excepcional. La cosecha va a ser muy pequeña, pero el placer de ponerlo encima de una tostada es algo que no tiene precio. Extraer aceite de oliva en casa no deja de ser una curiosidad, porque requiere mucho esfuerzo y proporciona un rendimiento muy bajo. Pero no está de más que lo intentes, es una grata experiencia.

Ajo y aceite de oliva

Ajo y aceite de oliva – Potenciador del oro líquido

El ajo es un bulbo que proviene de China y que lleva en la zona mediterránea unos 7.000 años. Las propiedades del ajo son de sobra conocidas como buenas propiedades antisépticas. Además, su intenso sabor es muy apreciado en nuestra cocina; es usado de base en muchos platos. Ajo y aceite de oliva, ha sido una combinación muy utilizada para aromatizar el oro líquido. En el post de hoy te contamos los beneficios que aporta la unión de estos productos.

Ajo y aceite de oliva, la mejor combinación

Cabe decir que el aceite de oliva, o al menos un buen aceite, no necesita nada más. Sus matices van desde el picante al herbáceo y consumirlo en crudo o con un poco de pan es un lujo. No hay alimento más simple pero más rico que el aceite de oliva. Ahora bien, ¿puede ser el ajo un buen compañero de maridaje para el aceite de oliva? No cabe duda de que sí, porque la combinación es ideal. Fíjate la de salsas que llevan como base estos dos productos. La más conocida es el alioli, o ajoaceite, que lleva solo estos dos productos además de la sal. O también el aliño formado por aceite, ajo picado y perejil, que adoba multitud de platos.

¿Qué aporta el ajo al aceite de oliva?

Para beneficiarnos de estas propiedades, lo mejor es introducir unos dientes de ajo en crudo y pelados a una botella de aceite de oliva. Pero si queremos potenciar su sabor y propiedades, los partiremos en trozos o machacaremos. Con ello se consigue que dos compuestos del ajo, la aliina, responsable de su aroma, y la alinasa se combinen y den como resultado otro compuesto, la alicina.

Cuando realizamos esta mezcla, las propiedades beneficiosas del aceite de oliva quedan complementadas por las del ajo, que son las siguientes:

  • Ayuda a prevenir el colesterol y reduce la presión arterial.
  • Es adecuado para mantener el control sobre la diabetes.
  • Se favorece el transporte de oxígeno mediante la hemoglobina de los glóbulos rojos hacia los órganos. Como consecuencia, una menor fatiga.

Así que esta combinación no es más que un cúmulo de beneficios para nuestra salud.

¿Qué tipo de ajo elegir?

Nuestro país produce unas 237.000 toneladas anuales de ajo, siendo el quinto productor del mundo. Hay diversas variedades, siendo 7 de ellas las más conocidas. Pero para aromatizar un buen aceite de oliva, podemos optar tanto por el ajo blanco como el morado. El ajo blanco es de dientes pequeños y sabor intenso, se conserva muy bien y puedes utilizarlo en el aceite sin problema.

El ajo morado posee un sabor más suave, sus dientes son de mayor tamaño y poseen un regusto picante. Son menos duraderos que los blancos, pero dentro de una botella de aceite pueden estar todo el tiempo que desees.

Así que, si tu deseo es incorporar el aroma del ajo de manera natural en el aceite de oliva, prueba a introducir algunos dientes en una botella. El tiempo hará la magia, y tus desayunos y elaboraciones pasarán a otro nivel. Tan simple como efectivo.

 

fin de los aranceles al aceite de oliva

Llega el fin de los aranceles de Estados Unidos al aceite de oliva español

Una buena noticia se ha producido durante este mes de marzo. La nueva administración norteamericana, presidida por Joe Biden, ha decidido poner fin de los aranceles al aceite de oliva español. Una buena noticia que los agricultores han acogido con satisfacción por todo lo que ello supone. De esta forma, hay nuevas esperanzas a la hora de recuperar una cuota de mercado perdida y que tanto costó conseguir.

¿Por qué se gravó el aceite de oliva español?

Los intereses comerciales entre Estados Unidos y Europa han tenido momentos de tensión. Entre ellos, unas ayudas concedidas al sector aeronáutico, comandado por la europea Airbus y la norteamericana Boeing. El problema arranca desde entonces, y desde el otoño de 2019, Estados Unidos aplicaba unos aranceles al aceite de oliva español y a la aceituna verde de mesa del 25%. Un verdadero mazazo que hizo temer lo peor. Efectivamente, se produjo una caída de las exportaciones de hasta el 80%.

El consumidor norteamericano, consciente de la calidad de los productos españoles, apostó por otro aceite de oliva, en este caso proveniente de Túnez. El aceite de oliva Túnez aumentó sus exportaciones en un 800%. Con esta eliminación de los aranceles al aceite de oliva español, ahora se presenta un reto enorme por delante: volver a recuperar la confianza de un ingente mercado. Con 300 millones de habitantes, la salud de los norteamericanos es un auténtico problema de estado; por lo que el consumidor busca ahora alternativas más saludables a las que habitualmente viene consumiendo. Y no cabe duda que el aceite de oliva lo es.

Fin de los aranceles al aceite de oliva

Esta noticia todavía queda pendiente de la suspensión definitiva, ya que de momento se trata de una suspensión temporal. Por otro lado, la aceituna negra presenta todavía este gravamen desde 2017. Se espera que el nuevo equipo presidencial atienda las peticiones de los agricultores españoles para que la suspensión se haga de forma definitiva, y que también quede liberada la codiciada aceituna negra.

Los cambios de hábitos alimenticios de los consumidores norteamericanos es un hecho. Las preocupantes cifras de accidentes cardiovasculares, la baja actividad física y problemas como la diabetes, la hipertensión y el sobrepeso han puesto en alerta a la sociedad. El aceite de oliva de máxima calidad, proveniente de unos agricultores comprometidos como los españoles, tiene unos beneficios indudables sobre la salud. Gracias a su contenido elevado en ácido oleico, así como en Omega-3, ayuda a proteger el corazón y bajar los niveles de LDL, potenciando el HDL. Consumir aceite de oliva de manera regular solamente reporta beneficios para el organismo.

Sustituir otro tipo de grasas, más baratas pero muy poco saludables, por el aceite de oliva virgen extra, es toda una apuesta por el sabor. Con el fin de los aranceles al aceite de oliva español, será menos costosos para los ciudadanos norteamericanos acceder a un producto de máxima calidad. Es una de las ventajas de vivir en un mundo plenamente globalizado en el cual puedes acceder a cualquier tipo de producto de partes remotas del mundo a un solo golpe de ratón.

vareo de la aceituna

El vareo de la aceituna, métodos clásicos y modernos

Recoger el fruto del olivo es un proceso muy peculiar y que viene produciéndose de la misma forma desde tiempos ancestrales. El vareo de la aceituna es el método tradicional con el cual se hacen caer del árbol las olivas. Pero, ¿hay alguna manera además de esta que puede servir para hacerlo? Sí, afortunadamente puede realizarse con otros métodos muy efectivos.

El vareo de la aceituna y el peinado

Varear aceitunas requiere una técnica, que si bien no es sofisticada, debe hacerse con cuidado para no dañar al árbol. Las varas son instrumentos largos de madera que permiten golpear las ramas para hacer caer las aceitunas. Pero estas varas están siendo sustituidas por otras de fibra de vidrio, mucho más ligeras y resistentes.

Como paso previo a la tarea del vareo, se colocan debajo del olivo unas lonas que permitirán recoger el fruto. De ahí, los operarios lo traspasan a unos capaces que se depositan en las cubetas de carga, generalmente enganchadas a un tractor.

Varear un olivo es un proceso en el que hay que aplicar la fuerza justa, si lo hacemos con violencia dañaremos las ramas y podemos golpear directamente las aceitunas. Si esto ocurre, se rompen y ya no valen para realizar aceite, ya que habrán comenzado a oxidarse.

Otro de los procesos complementarios al vareo es el del peinado. Este se realiza en las ramas que tenemos a nuestro alcance. Consiste en tomar una rama e ir haciendo un movimiento desde la zona más próxima al tronco hacia al exterior con las manos. Con ello, el fruto queda en nuestras manos y no pasa por el suelo, lo que evita que se mezcle con tierra o que sufra más golpes.

Vareo mecanizado

El vareo de la aceituna es algo que se ha mecanizado y que ayuda a que la cosecha se realice con garantías y en un tiempo menor. Existen varas mecánicas, estas aplican un movimiento de vibración a la rama que hace caer a la aceituna.

Pero también encontramos una posibilidad que permite recoger toda la aceituna del olivo en un tiempo récord. Son unos mecanismos vibradores que se acoplan a un tractor. Una vez hecho, la maquinaria despliega una tela en forma de paraguas invertido alrededor del tronco del árbol y comienza el proceso de vibración. Automáticamente, las aceitunas caen en esa lona, donde ya son transportadas a la zona de carga.

Sin embargo, el vareo tradicional se sigue utilizando en diversas circunstancias, ¿cuáles son?

  • Fincas pequeñas, en las que la inversión de un vibrador mecánico no esté justificado por su precio.
  • Fincas con características orográficas complejas que impidan el acceso de un tractor. Zonas en pendiente, terrazas, etc…

El vareo de la aceituna según el método tradicional nunca va a desaparecer de nuestros campos, ya que es un proceso más de la larga cadena de producción del aceite de oliva. La típica imagen de los vareadores va unida indisolublemente al olivar español, siendo esta una estampa cargada de tipismo.