precio del aceite de oliva

Precio del aceite de oliva, ¿qué factores influyen?

Durante los últimos años se ha visto como baja y sube el precio del oro líquido, dejando al consumidor, muchas veces, con incertidumbre. En el siguiente post vamos a evaluar los diferentes factores que determinan el precio del aceite de oliva virgen extra, los cuales son: tipos de terreno, factor climático, enfermedades y plagas, calidad, marketing y la bolsa de precios del aceite.

Factores determinantes en el precio del aceite de oliva

Tipos de terreno

Los cultivos de olivos en España están esparcidos por distintas partes del territorio, algunos en zonas de montaña, y otros están en áreas de llanura. La diferencia en los terrenos tiene mucho relevancia al momento de cultivar los olivos, ya que los sembradíos que están en la llanura pueden ser recogidos con sistemas mecanizados, lo cual genera rapidez. En el caso de los olivos de montaña, la recolecta debe ser manual, por lo tanto requiere una mayor mano de obra.

Factor climático

A casi nadie sorprende ya el cambio climático que atraviesa el planeta. Cada año se han visto cambios en las temperaturas, inviernos cortos, veranos largos, sequía extrema, entre otros. Este último ha sido un factor preocupante para los productores de aceite de oliva, ya que la mayoría de olivos españoles es de secano, por lo cual su riego proviene de la lluvia, y mientras esta es escasa da como resultado una menor cantidad de aceite.

Enfermedades y plagas

Uno de los grandes retos de los agricultores es proteger las plantas de las plagas y las enfermedades. El olivo es propenso a muchas enfermedades, las más comunes son: mosca del olivo, aceituna jabonosa, repilo del olivo, xylella fastidiosa. Esta última ha atacado a uno de los grandes productores, Italia. Es una plaga que genera la pérdida de la cosecha, y en consecuencia, escasez del producto y alza en el precio del aceite de oliva.

Calidad

Para realizar el aceite de oliva virgen extra se requiere un trabajo minucioso de alta calidad; la extracción del aceite, el filtrado y el almacenado, se realiza de una manera muy cuidadosa para mantener la frescura y el sabor. Por lo tanto, la calidad es un valor añadido que tiene el AOVE, en el cual el aceite español ha tenido el prestigio de ser premiado a nivel nacional e internacional. En Oleopalma contamos con el 1er premio AOVE frutado maduro con el aceite de autor ZAIT 2 Arbequina, otorgado a los mejores Aceites de Oliva Virgen Extra producidos en el Valle del Guadalquivir.

Marketing

El marketing es una de las estrategias más utilizadas y efectivas que tiene una empresa para que el producto llegue a más zonas y mercados. La promoción del AOVE a través de medios de comunicación, internet y redes sociales, es una táctica esencial para dar a conocerlo. Una campaña de marketing es otro valor, ya que con él se estable la imagen y la presencia del aceite de oliva.

Bolsa de precios del aceite de oliva

El aceite de oliva virgen extra gracias a sus propiedades saludables, se ha convertido en un producto muy solicitado en el mundo. El mercado del oro líquido se encuentra en un notable crecimiento, lo que hace que sus precios sean de interés público. Gracias a páginas como Poolred (España) e Ismea (Italia), se puede conocer el costo del AOVE al día, esto ha dado como resultado que las importaciones y exportaciones se guíen por los precios dispuestos en dichas web.

Podemos decir que estos factores son de mucha influencia en el precio del aceite de oliva virgen extra. Se estima que el oro líquido continúe en alza en los próximos años, de acuerdo a la demanda que existe en el mercado actual.

deita mediterranea

Dieta Mediterránea Patrimonio de la Humanidad

La dieta mediterránea es un tipo de alimentación reconocida por ser saludable y equilibrada. Ha pasado de generación en generación, y también se ha expandido por el resto del mundo. En el año 2010 fue declarada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. En este post hablaremos de los beneficios de seguir este tipo de alimentación y por qué el AOVE es uno de sus principales alimentos.

Dieta mediterránea Patrimonio de la Humanidad

Hace más de nueve años, países como España, Grecia, Italia y Marruecos, en conjunto con la Fundación Dieta Mediterránea, presentaron su candidatura al Comité Intergubernamental de la UNESCO con el propósito darle un mayor valor y alcance, cultural y gastronómico, a la dieta mediterránea. El 16 de noviembre del 2010, fue reconocida siendo incluida en la lista de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

La candidatura fue basada principalmente en dos argumentos, los cuales son:

  1. Beneficios para la salud: las propiedades de los alimentos de la dieta mediterránea ayudan a mejorar el funcionamiento del cuerpo humano, y en consecuencia, a tener una mejor calidad de vida.
  2. Legado cultural: este argumento se fundamenta en la necesidad de pertenencia y continuidad de las tradiciones que conllevan el estilo de la dieta. También se busca la integración de la familia, y el traspaso de las costumbres a las nuevas generaciones.

Principales productos de la dieta mediterránea

Los alimentos de la dieta mediterránea están constituidos por grasas saludables, verduras, frutas, cereales, pescados y carnes, en especial la carne blanca. A continuación mostramos los principales productos de la dieta.

Aceite de oliva virgen extra

Es considerado una de las grasas más saludables en el mundo. Se ha demostrado, a través de investigaciones científicas, que sus propiedades ayudan a reducir el colesterol y mejoran enfermedades cardiovasculares. Además, recientes investigaciones estudian la posibilidad de que el AOVE sea preventivo frente al cáncer de mama triple negativo.

En países del mediterráneo se consume de manera habitual el aceite de oliva virgen extra. Su uso va desde un complemento en el desayuno, como ingrediente en las comidas, hasta un aderezo para ensaladas. Además el consumo de aceitunas de mesa es muy común como aperitivo, o como ingrediente de platos.

Verduras y frutas

Los alimentos de origen vegetal son una gran fuente de vitaminas, minerales y hierro. Los españoles tienen como costumbre consumir las verduras y las frutas de temporada, de esta manera aprovechan al máximo la frescura y los nutrientes de los mismos.

El tomate es uno de los principales ingredientes de la cocina mediterránea. Este fruto procede de América, pero desde su llegada en la época de los conquistadores, ha sido integrado como parte de la cultura. El tomate contiene licopeno, un gran antioxidante que ayuda a combatir los radicales libres.

Cereales

Los carbohidratos son otro de los alimentos estrella de la dieta mediterránea. El principal cereal consumido es el trigo, siendo el pan la presentación más solicitada. El trigo aporta gran cantidad de hidratos de carbono, los cuales son gran fuente de energía.

Otros cereales consumidos son la pasta y el arroz, siendo este último el ingrediente principal de la paella u otros mucho platos tradicionales en los que es claro protagonista.

Podemos decir que la dieta mediterránea es un estilo de vida que trae beneficios para la salud, gracias a los antioxidantes y las vitaminas que contienen sus alimentos.

“La dieta mediterránea no comprende solamente la alimentación, ya que es un elemento cultural que propicia la interacción social.”

UNESCO

los olivos en las heladas

Los olivos en las heladas: preparación y daños

Los olivos son una especie milenaria, han formado parte de la vida del hombre desde la Edad de Bronce. En sus inicios lo árboles fueron cultivados en climas secos y calientes. Con el tiempo llegaron a otros destinos como el Mediterráneo, en el cual se expuso a temperaturas más bajas. En este post conocerás el comportamiento de los olivos en las heladas.

Condiciones climáticas para el cultivo de olivos

Para comenzar podemos decir que el olivo es una planta silvestre, de origen secano. Esto lo  convierte en un árbol con herramientas naturales para sobrevivir sin la ayuda del ser humano.

El olivo es un árbol que necesita del frío y del calor para su reproducción. Requiere de veranos secos y cálidos, y de inviernos de poca humedad. Durante el frío llega a soportar temperaturas de -7ºC, mientras que en climas cálidos resiste hasta 40ºC.  

Preparación del olivo frente a las heladas

Cuando comienza el otoño, el olivo comienza a prepararse para las bajas temperaturas. Si el frío es constante, la planta tiene una mejor adaptación para el invierno, de esta forma, obtiene una mayor resistencia a las bajas temperaturas.

El comportamiento que puede registrar un olivo frente a una helada depende de los siguientes factores:

  • Aclimatización: cuando las temperaturas de otoño bajan de manera progresiva, el árbol se adapta y prepara sus tejidos para el frío invernal.
  • Planta joven: su resistencia al frío es menor, por lo cual sus raíces y brotes pueden  no estar preparadas para el invierno.
  • Poda: descortezar el olivo durante la época de otoño hace que el nuevo crecimiento no tenga tiempo para endurecer y fortalecer para las bajas temperaturas.   
  • Riego: la plantación debe tener un sistema de riego moderado. De lo contrario, si la planta tiene más líquido su congelación puede ser más rápida.

Daño de los olivos en las heladas

Las heladas con temperaturas inferiores a -12ºC, pueden causar lesiones y daños severos en el olivo. Aunque hay que tener en cuenta el estado de la planta, ya sea activo o en reposo. Esto puede depender de que el daño sea mayor o menor. A continuación mencionamos algunas de las partes que sufren durante una helada:

Yemas: es la parte con mucha resistencia al frío cuando está en estado de reposo. Los daños suelen ser la muerte de las yemas de flor, producción de frutos de menor tamaño, y deformación en las futuras hojas.  

Hoja: esta área soporta temperaturas de hasta -7ºC. Las mismas pasan por un periodo de  aclimatación durante el otoño, esto las fortalece durante heladas. La hoja sufre cambios en su color cuando se ve afectada, se torna marrón. El daño es progresivo hasta llegar a secarse por completo.

Madera: es la zona más propensa al frío. Los daños principales son oscurecimiento, agrietamiento y separación de la corteza. A causa de las grietas, el olivo se puede ver afectado también por la creación de hongos.

Podemos decir que el árbol milenario del olivo es una planta resistente a bajas temperaturas. Los olivos en las heladas pueden verse afectadas en mayor o menor grado. La resistencia de la planta dependerá de factores como: nutrición, edad, aclimatación y sobre todo por las condiciones ambientales.

caduca el AOVE

¿Caduca el AOVE? Descubre cómo prolongar su calidad

La caducidad del AOVE es un tema desconocido por muchas personas. Algunos piensan que su fecha de expiración es la que marca el envase, y sin embargo otros tienen la creencia de que nunca caduca. En este post explicaremos los mitos que hay sobre el tema y si es cierto que caduca el AOVE.

¿Caduca el AOVE? Mitos

Existen tres palabras que solemos encontrar en los envases que consumimos. Estas son: “vencimiento” o “caducidad”, y “consumo preferente”.

Vencimiento y caducidad: están principalmente dirigidos a los productos alimenticios perecederos. Como es el caso de las carnes, leche, verduras, jamón, queso, entre otros. A estos alimentos se les fija una fecha de utilidad ya que, de ser consumidos después de pasar la fecha indicada, pueden ser peligrosos para la salud.

Consumo preferente: esta fecha indica cuando el producto comienza a perder su propiedades de calidad. Los alimentos que tienen la etiqueta de consumo preferente, son productos con poca agua. Como  es el caso de los aceites, los cereales, los alimentos deshidratados, los enlatados, entre otros.

Gran parte de los productos envasados contienen indicaciones de conservación. De esta manera, no se altera la calidad del mismo.

¿Cómo prolongar la utilidad del AOVE?

La conservación del aceite de oliva virgen extra puede ser prolongada, si se aplican las siguientes técnicas:

    • Poca exposición a la luz: evita colocar los envases de AOVE a la luz solar o artificial. Después de su uso, es recomendable guardarlo en lugares oscuros, como por ejemplo un armario de la cocina o una despensa.
    • Cerrado hermético: una vez que se usa debe cerrarse muy bien. De esta forma se impide el paso de residuos y de aire, siendo este último perjudicial, ya que acelera la descomposición del aceite.
    • Temperatura: las altas temperaturas alteran la homogeneidad de la textura del aceite de oliva virgen extra. Se debe guardar en un lugar fresco y seco.

¿Existe un AOVE de mayor duración?

Otro factor que determina el deterioro del aceite de oliva virgen extra, es el filtrado. Cuando no se filtra el AOVE, pueden quedar residuos de agua. De esta manera su deterioro es más acelerado. Se recomienda consumir de 3 a 6 meses después de su elaboración.

A su vez un AOVE filtrado elimina los residuos, el agua y todas las impurezas del fruto, obteniendo así un aceite limpio y con sus propiedades óptimas.

Por otra parte, la variedad de la aceituna también influye en la duración del aceite, debido a la cantidad de antioxidantes y ácido oleico. Mientras tengan mayor contenido, mayor será la estabilidad de sus componentes. La variedad reconocida como la más duradera es la picual. Su alto contenido de polifenoles y ácido oleico lo hace un aceite estable, llevándolo a mantener sus propiedades por más tiempo.

En Oleopalma puedes encontrar dos variedades del AOVE picual. OroPalma, un aceite intenso y afrutado que por sus características es ideal para conservar embutidos, quesos y carnes. Por otra parte, EFFERO Picual, realizado con aceitunas maduras, se caracteriza por su mezcla de sabor, dulce de entrada y un toque amargo con picor ligero al final.

Para concluir, podemos decir que no caduca el AOVE. Simplemente éste puede perder alguna de sus propiedades como el olor o el sabor, si no se conserva de la manera adecuada.

Como hacer una bola ingravida de aceite

Cómo hacer una bola ingrávida de aceite

El aceite de oliva es utilizado para muchas cosas. Su principal uso es como ingrediente en las comidas. Por otra parte, se utiliza en la preparación de productos cosméticos, gracias a sus propiedades hidratantes. Pero también es un ingrediente utilizado para realizar proyectos de ciencia, gracias a su particular estructura molecular. En este post te mostraremos cómo hacer una bola ingrávida de aceite. Un experimento divertido para hacer con los más pequeños de casa.

Aprendamos cómo hacer una bola ingrávida de aceite

Lo que necesitas:

  • 1 jarra de cristal o plástico transparente
  • 1 vasito pequeño tipo “chupito”
  • Embudo
  • 100 ml de alcohol sanitario 96º
  • 150 ml de agua
  • 10 ml de aceite de oliva

Manos a la obra

Para comenzar añadimos los 10 ml de aceite de oliva en el vaso pequeño. Seguimos introduciendo el vaso dentro de la jarra de cristal. Ahora empieza la parte divertida, aquí podrás necesitar de un asistente. Con ayuda del embudo, se añade el alcohol con mucho cuidado. Se debe verter el líquido por las paredes de la jarra sin que caiga directamente sobre el aceite. Añade alcohol hasta cubrir el vaso y el aceite.

El aceite se quedará en la parte de abajo sin mezclarse con el alcohol. Esto debido a que la densidad del aceite es mayor. Continuamos agregando el agua, igualmente con la ayuda del embudo y aplicando poco a poco el líquido por el borde. Mientras se agrega el agua, podrás ver como el aceite sube y se forma una bola.

Nota: si la esfera queda suspendida arriba, puedes agregar un poco de alcohol hasta que esté en el medio.

¿Por qué el aceite reacciona de esta manera?

¿Será magia? En este caso no, pero te explicamos por qué ocurre. La explicación científica de este experimento se basa en la densidad y la polaridad de cada líquido utilizado. Para comenzar, la estructura molecular del aceite es apolar, lo que significa que no se mezcla con moléculas polares, como lo son el agua y el alcohol.

Te estarás preguntando qué hace que se forme la bola de aceite. Y cómo esta se mantiene en el medio de los otros líquidos. La respuesta para ello es por la densidad de los mismos. El aceite de oliva es más de denso que el alcohol, por lo cual se coloca de primero. Finalmente, la unión del agua y el alcohol hacen que el aceite pierda su gravedad, logrando  que esta se mantenga en el medio de ambas.

Aunque el agua y el alcohol se mezclen por ser moléculas polares, esto no les impide que se altere la densidad de cada uno, por lo cual el peso del agua será superior. ¿Crees que se puede hacer con otros líquidos? Te invitamos a buscar productos con propiedades similares al agua y al alcohol e intentar hacer una bola ingrávida de aceite.

Ya te hemos mostrado cómo hacer una bola ingrávida de aceite. Ahora es el momento de ponerlo a prueba. Este experimento casero es ideal para explicar principios básicos de ciencia. Además es una actividad para compartir con los niños y que aprendan de una forma divertida.

Aceites dañinos para la salud

Aceites dañinos para la salud

Aunque por lo general el aceite es un alimento saludable, no todos los productos que se comercializan lo son. Has de saber que hay algunos aceites dañinos para la salud y en este artículo hacemos un listado de los más comunes, tanto para cocinar como para preparar comida.

Aceites dañinos para cocinar

Una creencia recurrente es pensar que porque un aceite es de origen vegetal va a ser beneficioso para la salud; craso error a la larga. Si bien hay varios productos económicos y vegetales, esto no implica en absoluto que sean saludables, como vamos a ver. Diversos estudios de universidades demuestran que esta cuestión tiene que revisarse para que no haya problemas porque se han descubierto propiedades perjudiciales que antes no existían.

Por otra parte, hay aceites que en crudo son saludables pero que liberan tóxicos cuando vas a cocinar con ellos, de manera que deberías tener en cuenta esta segunda cuestión. Esta es la lista de los aceites dañinos para la salud.

1. Margarina

La margarina es de origen vegetal pero su principal problema está en la alta proporción de grasas trans que tiene porque son hidrogenadas. Por lo tanto, es un aceite poco recomendable que hay que ingerir con moderación.

2. Aceite de soja

El aceite de soja es perjudicial, siempre y cuando sea hidrogenado porque contiene grasas trans, pero eso no sucede si este es orgánico, de manera que hay que valorar esta circunstancia.

3. Manteca de cerdo

La manteca de cerdo tiene el problema de contener altas cantidades de grasas saturadas y, si bien da un sabor diferente a los platos que elabores, es perjudicial para el sistema cardiovascular. Por lo tanto, no es el más recomendable.

4. Aceite de canola

En el caso del aceite de canola, el principal problema está en el ácido erúcico, del que tiene una alta proporción. Por ejemplo, se ha sugerido su relación con determinados tumores y enfermedades autoinmunes, de manera que se está moderando su consumo. No hay que olvidar que, para elaborarlo, hay que quemar semillas con la consecuente liberación de componentes tóxicos.

5. Aceite de girasol

El aceite de girasol se ha utilizado tradicionalmente para freír porque es mucho más económico que el de oliva y, supuestamente, cumple con la misma función. Sin embargo, te conviene saber que tiene una alta proporción de aldehídos, un compuesto orgánico relacionado con algunos tumores y trastornos neuronales.

6. Aceite de maíz

El aceite de maíz tiene el problema de contener una alta cantidad de grasas saturadas. Además, cuando se cocina con él, es más peligroso por la cantidad de componentes tóxicos que libera, de manera que para freír es preferible que utilices otros productos.

Conclusión

Evitar los aceites dañinos para la salud es posible, siempre y cuando apuestes por un producto de calidad y natural, de manera que deberías revisar con detenimiento qué pones en la mesa. En Oleopalma S.A.T. puedes adquirir AOVE en distintos formatos disponibles en nuestra tienda online. Te animamos a que pruebes el producto porque seguro que te convence.

Congelar el aceite de oliva

Cómo congelar el aceite de oliva

Has de saber que congelar el aceite de oliva es un proceso que se da de forma natural a distintas temperaturas, pero que también puede inducirse. Aunque pueda parecer lo contrario porque no se congela de forma homogénea, esa circunstancia no afecta a su calidad. En el artículo lo explicaremos mejor, indicaremos si se conservan o no las propiedades perfectamente y haremos referencia a las distintas temperaturas de congelación en función de los elementos.

Cómo se congela el AOVE

La congelación del AOVE se produce cuando está a temperaturas bajo cero en una superficie lo suficientemente fresca y seca. Ahora bien, es importante decir que contiene diversas sustancias y que cada una de ellas se congela a un ritmo distinto. De hecho, en invierno y sin realizar ninguna acción, con cierta frecuencia puede verse que algunas moléculas se han congelado.

Evidentemente, este proceso puede realizarse ex novo para facilitar las cosas, pero no por ello se pierde alguna de las propiedades de este producto, que es un auténtico lujo. En los últimos años han aparecido sistemas de congelación consciente, aunque no son habituales y lo normal es que la congelación sea fortuita.

En función del componente, las temperaturas de congelación varían, de ahí que te parecerá que el aceite se haya cortado; tranquilo, porque no es así. Además, siempre podrás descongelar el aceite si lo sometes a temperaturas superiores a 20º C manteniendo todo su sabor. Estas son las temperaturas para cada uno de los ácidos.

Ácido oleico

Este ácido es uno de los más característicos del aceite y su temperatura de congelación es de 5,5 ºC, de manera que has de tenerlo en cuenta; eso sí, por debajo de los 20 ºC ya pueden verse algunas bolas o grumos. Al ser uno de los principales componentes de este alimento, es relativamente fácil de distinguir.

Ácido linoleico

En el caso del ácido linoleico, la temperatura de congelación es ostensiblemente menor, de manera que solo se solidifica por debajo de los -2,8 ºC. Esto significa que para que se llegue a congelar ha de hacer mucho frío, lo que solo se consigue en invierno o en recintos fríos donde no dé la luz de forma natural.

Ácido esteárico

Este es el ácido esteárico que se congela con más facilidad, puesto que a partir de los 23º C se empiezan a notar variaciones en su consistencia. Esto significa que ya en su estado natural tiene tendencia a solidificarse, puesto que salvo en primavera y verano es normal estar por debajo de esa temperatura.

Ácido palmítico

Este ácido tarda poco en empezar a congelarse, puesto que con temperaturas inferiores a 18 ºC ya se empieza a solidificar. Para ello se necesita un ambiente algo fresco.

Congelar el aceite de oliva es una acción relativamente fácil y puede servir como método de conservación para mantener todas sus propiedades. Si quieres disfrutar de un AOVE de calidad, te sugerimos que consultes las posibilidades que te ofrecemos en Oleopalma, S.A.T. Seguro que encontrarás lo que estás buscando. Visitar la tienda online.

Beneficios de freír con AOVE

3 beneficios de freír con AOVE

El aceite de oliva virgen extra es una de las grasas más reconocidas por sus beneficios para la salud. Siempre se ha mencionado el uso de este aceite en crudo como aderezo de platos, para tratamientos de pérdida de peso, y como hidratante para cosméticos. Pero lo que pocos saben son los beneficios de freír con AOVE. A continuación te daremos 3 razones para que empieces a freír con él:

1. Ahorro

Una de las principales dudas para freír con aceite de oliva es su coste, y esto debido a la variedad de precios en el mercado de los aceites. Mientras que la grasa del olivo tiene un valor justo, otros aceites están por debajo, ganando la preferencia de algunos consumidores. Lo que muchos desconocen es que el AOVE cuando se expone a altas temperaturas aumenta su volumen, por lo que podrás freír más cantidad con menos aceite.

Por otra parte, el Aceite de Oliva Virgen Extra, además de dar un rico sabor a los alimentos cuando se utiliza para las frituras, estos casi no absorben el aceite. Esto se debe a sus componentes, los cuales son aptos a los cambios de temperatura, lo que genera mayor rendimiento del “oro líquido”.

2. Salud

Aunque las frituras no son el método de cocción más beneficioso para la salud, son la opción predilecta de muchos. En la mayoría de los hogares es costumbre freír con aceite de girasol, desconociendo que este aceite expuesto a altas temperaturas libera toxinas y transforma el aceite en grasas trans, siendo bastante perjudicial para la salud.  

Cada día se reconocen más las propiedades del aceite de oliva y su valioso contenido de vitaminas y antioxidantes. Éstos últimos son los más importantes al momento de freír, ya que se encargan de estabilizar el aceite en altas temperaturas.

3. Reutilizar

Para los amantes de las patatas fritas, las croquetas y las frituras en general, el AOVE es el más “ecológico” ya que se puede reutilizar de 4 a 5 veces. Para ello es importante seguir estos consejos:

Selecciona tus frituras: si tu preferencia es freír patatas o carnes, lo recomendable es que tengas una sartén para las verduras, otra para las carnes y una para los mariscos o pescados. Es lo ideal ya que este último suele desprender olor en el aceite.

Limpiar: esto es esencial para que el aceite sirva por más tiempo. Después de utilizar, se debe pasar el aceite por un colador para quitar los residuos de los otros alimentos.

Sin agua: la mejor manera de hacer las frituras, es utilizar alimentos descongelados. De esta forma, la preparación será más rápida y el AOVE no sufrirá cambios que alteren sus componentes.

¿Cambiamos de aceite?

La respuesta es sí, lo cierto es que el AOVE poco a poco ha ido ampliando sus funciones en los hogares, y es que cada vez se usa menos freír con aceite de girasol.

Los beneficios de freír con AOVE han sido demostrados mediante diferentes estudios en los que se ha comparado con otros aceites, destacando el aceite de oliva en todas las pruebas.  

Recuerda que en nuestra Tienda Online todos los AOVEs son de la más alta calidad. Haz tu pedido aquí.

Producción de Aceite en Jaén

Tradición de la producción de aceite en Jaén

La producción de aceite de oliva está atestiguada desde la antigüedad y, actualmente, España es el principal productor mundial de este producto. El principal territorio en el que se concentran los olivares es Andalucía y, concretamente, la provincia de Jaén. En este artículo te hablamos de su historia y de las variedades que se cultivan en el territorio.

Historia y variedades del cultivo de aceite de oliva virgen extra

El olivo procede de Asia Menor pero, ya en la época fenicia, se cultivaba a lo largo de toda la ribera del Mediterráneo.

Una de las circunstancias que destacan de esta plantación es que resiste muy bien la sequía, cuestión fundamental si tenemos en cuenta que en esta zona hay un déficit hídrico endémico. Por otra parte, el olivar necesita muchas horas de sol al año.

Hay un debate acerca de cuándo se inició la producción de aceite en la actual provincia de Jaén, pero lo que sí podemos afirmar es que a finales del siglo III AC ya era un cultivo importante en los territorios dependientes de Roma. Durante toda la era romana se exportó aceite de oliva desde Andalucía a la metrópoli y, durante la Edad Media y la modernidad, el olivo siguió estando presente como cultivo en la región.

A partir de ese momento, su importancia no hizo sino aumentar. A partir del siglo XIX, con la introducción de los regadíos y la mejora de las infraestructuras de comunicación, se dio un impulso a las plantaciones. En las últimas décadas, la revalorización del aceite de oliva virgen extra como producto de calidad en el mercado mundial ha abierto mercados más allá de nuestras fronteras.

Otro aspecto al que no podemos dar menos importancia es el perfeccionamiento de las técnicas de elaboración en las almazaras para conseguir un producto de calidad. La aparición de las denominaciones de origen en la provincia de Jaén va en la línea de garantizar una supervisión en los procesos de fabricación.

Tipos de aceite: el AOVE

Hay dos aspectos que determinan la diferencia entre los aceites de oliva. En primer lugar, la variedad con la que se elaboran y, en segundo lugar, el grado de acidez.

En la provincia de Jaén, la inmensa mayoría de los cultivos son de la variedad de aceituna picual, con la que se elaboran los aceites. En otras zonas del país se puede apreciar mayor presencia de otras variedades, como es el caso de la arbequina u hojiblanca.

El segundo aspecto al que se da importancia es el grado de acidez, existiendo en base a él el aceite de oliva, el aceite de oliva virgen y el aceite de oliva virgen extra (AOVE). Un AOVE tiene que ser aceite puro de la primera prensada y que tenga una acidez inferior a 0,8 º.

Conclusión

Si buscas una almazara especializada en la producción de aceite de oliva virgen extra de calidad en Andalucía, en Oleopalma S.A.T. estamos a tu disposición. Te animamos a que contactes con nosotros para que conozcas mejor todas las posibilidades que te ofrecemos. Estamos a tu disposición.

La poda de los olivos, época y modo de poda

La poda de los olivos es un proceso complicado debido a que en ella intervienen varios factores. Según el tipo de clima, la variedad, la fertilidad del terreno, la pluviosidad, etc. el método para la poda será diferente. El olivo (Olea Europaea) o también conocido como aceituno, es un árbol cuyo tipo de hoja es perenne, de copa ancha, desproporcionada y tronco grueso. Suele tener bastante altura, hasta el punto de llegar a alcanzar los 15m. Este árbol se encuentra sobre todo en zonas de clima tropical o templado.

¿Cómo podar un olivo?

A la hora de podar un olivo son varios los objetivos que se pretenden alcanzar: regenerar árboles infructíferos, alargar el período máximo de reproducción, regenerar las ramas que están débiles o marchitas.

Los elementos necesarios para poder realizar la poda de un olivo son un andamio o escalera de aluminio, guantes, gafas y unas tijeras de jardinería o un serrucho.

Con la poda del olivo limitamos el número de ramas, con lo cual es más fácil para las máquinas acceder a las restantes al haber mayor distancia entre ellas y resulta más fácil la recolección de los frutos.

Dependiendo del objetivo que se persiga la poda será diferente: poda de formación, poda de producción, poda de regeneración. A continuación vamos a ver las diferentes podas que se pueden realizar:

Poda de formación: Con este tipo de poda el objetivo que se persigue es encauzar el crecimiento y la formación del árbol cuando es aún joven. En ella se realizan tan solo cortes o pinzamientos menores, con la finalidad de conseguir una forma predefinida, eliminando la mayor cantidad de hojas que sea posible. Es recomendable que se lleve a cabo una o dos veces al año durante los primeros diez años de vida del olivo.

Poda de producción: Ésta se realiza en una fase más avanzada del olivo, debido a que cuando el árbol está formado no es necesario podarlo durante diez o quince años. Se poda el árbol ligeramente y se realiza un aclareo de las ramas, dependiendo del volumen de copa que deseemos tener y de las condiciones del clima y del suelo.

Poda de regeneración: Este tipo de poda es muy importante si queremos recoger una buena cosecha. Cuando el olivo presente síntomas de envejecimiento, habrá que retirar casi todas las ramas para que emerjan brotes nuevos.

Época de poda del olivo y gastronomía

La poda se suele realizar tras la recolección de la aceituna. Si la aceituna recolectada es para mesa, la poda se realizará entre los meses de noviembre y diciembre; pero si se destina a la producción de aceite, se realizará entre febrero y abril.

La poda de los olivos influye en la recolección de los frutos. El objetivo es obtener una buena cosecha para producir un aceite de máxima calidad. El aceite de oliva es un aceite vegetal que se obtiene de la oliva o aceituna. Uno de sus tipos es el aceite de oliva virgen extra (AOVE) que no debe faltar en nuestra gastronomía, ya que reporta innumerables beneficios a nuestra salud.