Qué diferencias existen entre el aceite de oliva y de girasol

¿Qué diferencias existen entre el aceite de oliva y de girasol?

El mundo de los aceites cuenta con una gran gama de opciones; aceite de almendra, aceite de coco, de aguacate, etcétera. Pero hay dos aceites que suelen ser los más populares: oliva y girasol. Estos dos aceites vegetales son los más utilizados, es por ello que hoy queremos responder la siguiente pregunta: ¿qué diferencias existen entre el aceite de oliva y de girasol? Descubre cuáles son las propiedades que tienen cada uno en el siguiente post.

Aceite de oliva virgen extra

Es un aceite que se obtiene a través de la aceituna por medio de una extracción mecánica. Su uso destaca a nivel gastronómico, y esto es gracias a su afinidad con los alimentos. Por otra parte, el AOVE es muy popular por sus múltiples beneficios para la salud y para el cuidado personal. Sin duda alguna, el AOVE es un ingrediente que no puede faltar en la despensa de los hogares.  

Aceite de girasol

Este es un aceite vegetal que se extrae de las semillas de girasol. Es rico en omega 6 gracias a su alto contenido de ácido linoleico. El aceite de girasol es habitual en la cocina, uno de los usos más frecuentes es para freír, aunque este no sea el más indicado para resistir a altas temperaturas. 

¿Qué diferencias existen entre el aceite de oliva y de girasol?

A simple vista puede parecer que las diferencias que existe entre el aceite de oliva y de girasol son muchas, e incluso habrá quienes piensen que son pocas. Lo cierto, es que se pueden diferenciar de manera fácil, solo hay que aprender a identificar estas variaciones.

Color

Para comenzar es la primera característica que diferencia de forma visual a ambos aceites es el color. El AOVE se extrae del fruto del olivo, es por ello que sus matices decantan hacia el color verde. Aunque existen algunos aceites donde es más intenso el color amarillo, esto se debe a la maduración y la variedad del fruto. Por su parte, el aceite de girasol tiene un color amarillo suave. No existe variación en su método de extracción. 

Sabor

El sabor del aceite de oliva es muy conocido debido a que su principal uso es en crudo. Su sabor es variante, los catadores lo catalogan como una explosión de sabores, ya que varía entre un ácido, dulce, picor y sobre todo un sabor afrutado. A diferencia, el aceite de girasol tiene un sabor dulce, por ello es común encontrarlo dentro de la lista de ingredientes de alimentos como es el caso de la mayonesa. 

Valor nutricional

El aceite de oliva es rico en ácidos grasos monoinsaturados, esto quiere decir que poseen un solo enlace en su estructura. Mientras, el aceite de girasol posee gran fuente de ácidos grasos poliinsaturados. Lo cual significa que su estructura contiene más enlaces dobles entre sus componentes de carbono. En otras palabras, el AOVE está compuesto por ácido oleico y el de girasol por ácido linolénico.  

Otra diferencia importante y desconocida es el uso de ambos aceites. El girasol es conocido popularmente para usar en frituras, lo cual no lo hace saludable. Debido a su composición el aceite de girasol no es resistente a altas temperaturas. Por su parte, el aceite de oliva es utilizado como aderezo en crudo para ensaladas y comidas, pero no es común su uso en frituras. Lo cierto es que este aceite resiste muy bien a altas temperaturas sin dañar sus propiedades.  

Ahora que conoces qué diferencias existen entre el aceite de oliva y de girasol, ¿cambiarías tu forma de cocinar? Coméntanos cómo sueles utilizar el AOVE en tu cocina. 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *