fin de los aranceles al aceite de oliva

Llega el fin de los aranceles de Estados Unidos al aceite de oliva español

Una buena noticia se ha producido durante este mes de marzo. La nueva administración norteamericana, presidida por Joe Biden, ha decidido poner fin de los aranceles al aceite de oliva español. Una buena noticia que los agricultores han acogido con satisfacción por todo lo que ello supone. De esta forma, hay nuevas esperanzas a la hora de recuperar una cuota de mercado perdida y que tanto costó conseguir.

¿Por qué se gravó el aceite de oliva español?

Los intereses comerciales entre Estados Unidos y Europa han tenido momentos de tensión. Entre ellos, unas ayudas concedidas al sector aeronáutico, comandado por la europea Airbus y la norteamericana Boeing. El problema arranca desde entonces, y desde el otoño de 2019, Estados Unidos aplicaba unos aranceles al aceite de oliva español y a la aceituna verde de mesa del 25%. Un verdadero mazazo que hizo temer lo peor. Efectivamente, se produjo una caída de las exportaciones de hasta el 80%.

El consumidor norteamericano, consciente de la calidad de los productos españoles, apostó por otro aceite de oliva, en este caso proveniente de Túnez. El aceite de oliva Túnez aumentó sus exportaciones en un 800%. Con esta eliminación de los aranceles al aceite de oliva español, ahora se presenta un reto enorme por delante: volver a recuperar la confianza de un ingente mercado. Con 300 millones de habitantes, la salud de los norteamericanos es un auténtico problema de estado; por lo que el consumidor busca ahora alternativas más saludables a las que habitualmente viene consumiendo. Y no cabe duda que el aceite de oliva lo es.

Fin de los aranceles al aceite de oliva

Esta noticia todavía queda pendiente de la suspensión definitiva, ya que de momento se trata de una suspensión temporal. Por otro lado, la aceituna negra presenta todavía este gravamen desde 2017. Se espera que el nuevo equipo presidencial atienda las peticiones de los agricultores españoles para que la suspensión se haga de forma definitiva, y que también quede liberada la codiciada aceituna negra.

Los cambios de hábitos alimenticios de los consumidores norteamericanos es un hecho. Las preocupantes cifras de accidentes cardiovasculares, la baja actividad física y problemas como la diabetes, la hipertensión y el sobrepeso han puesto en alerta a la sociedad. El aceite de oliva de máxima calidad, proveniente de unos agricultores comprometidos como los españoles, tiene unos beneficios indudables sobre la salud. Gracias a su contenido elevado en ácido oleico, así como en Omega-3, ayuda a proteger el corazón y bajar los niveles de LDL, potenciando el HDL. Consumir aceite de oliva de manera regular solamente reporta beneficios para el organismo.

Sustituir otro tipo de grasas, más baratas pero muy poco saludables, por el aceite de oliva virgen extra, es toda una apuesta por el sabor. Con el fin de los aranceles al aceite de oliva español, será menos costosos para los ciudadanos norteamericanos acceder a un producto de máxima calidad. Es una de las ventajas de vivir en un mundo plenamente globalizado en el cual puedes acceder a cualquier tipo de producto de partes remotas del mundo a un solo golpe de ratón.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *