AOVE altas temperaturas

¿Es adecuado cocinar AOVE a altas temperaturas?

Mucho se habla de aceite de oliva virgen extra y de sus propiedades. Buen aliado de nuestra salud, sabor sin igual, aroma inconfundible, variedades… Pero sobre él pesa a veces una disyuntiva. ¿Bueno para usarlo en frituras o mejor utilizar otros aceites? ¿Aguanta el AOVE altas temperaturas sin perder propiedades? De esto vamos a hablar en este artículo, pero vete haciendo a la idea de que este aceite y el fuego se llevan bastante bien, por lo que podrás usarlo a la hora de cocinar a altas temperaturas sin ningún inconveniente.

AOVE altas temperaturas

Cualquier aceite tienes lo que se conoce como punto de humeo. Esto es la temperatura a partir de la cual va a comenzar a quemarse y echar humo. Seguro que en alguna ocasión te ha ocurrido, has puesto una sartén al fuego, te has despistado unos minutos y en cuanto has vuelto ya estaba humeando. Conviene resaltar que si esto te ha ocurrido, lo mejor es aparatar ese aceite, dejarlo enfriar y no utilizarlo para cocinar, sino para otros fines. La razón es sencilla, cuando se produce humo se desprende una sustancia llamada benzopireno, que puede llegar a ser tóxica. Ya sabes, en caso de humo ventila bien la cocina.

El punto de humeo del AOVE es variable, oscilando entre los 160 y 200 grados, dependiendo de la variedad y de la acidez. Es decir, pueden alcanzarse diferentes temperaturas. Pero hay que evitar que el AOVE, y en general cualquier aceite, genere humo. Por eso, hay una serie de recomendaciones que evitarán que llegues a ese punto.

Cómo evitar alcanzar la temperatura de humeo

  • Nunca perder de vista una sartén al fuego ni distraerse, puede llegar a incendiarse. En este caso, mira este vídeo de los bomberos para comprobar cómo se apaga una sartén ardiendo.
  • No pongas el caudal de fuego al máximo. Quizás tardes un poco más a la hora de conseguir la temperatura adecuada, pero no sufrirá cambios bruscos y evitarás que se degrade antes de tiempo.
  • Cuando estés calentando aceite y desees saber si ya alcanzado una temperatura óptima para freír, echa una miga de pan o una porción pequeña del alimento. Si comienza a burbujear de forma viva, está a su temperatura óptima.
  • Echa los alimentos en la sartén poco a poco, evitarás que el aceite pierda calor en exceso.

El AOVE utilizado para fritura siempre puede volver a utilizarse para freír, pero antes debes dejarlo enfriar y pasarlo por un colador para eliminar los restos. En cuanto veas que el aceite ha tomado color oscuro, lo mejor es reciclarlo o llevarlo al punto limpio. Nunca mezcles aceite usado con nuevo, y, ni mucho menos, aceites de especies diferentes, como AOVE con girasol.

Tal y como te hemos contado, puedes utilizar AOVE en sartén, porque aguanta bien las altas temperaturas. Ahora solo has de encontrar la variedad que más te agrade y disfrutar de las propiedades de un aceite único, lleno de sabor y que consigue proteger nuestra salud. El AOVE es, por derecho propio, el sabor de nuestra cocina.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *