AOVE diabetes

¿Ayuda el AOVE en la diabetes?

La diabetes es una enfermedad crónica padecida por casi 5 millones de personas en España, según datos de la Sociedad Europea de Diabetes. Y no cabe duda de que la alimentación juega un papel fundamental en la prevención de algunas enfermedades. Comer sano, evitando el abuso de alimentos precocinados, y combinando la dieta con ejercicio moderado, es una buena ayuda para mantener la salud. ¿Puede el consumo de AOVE ser una barrera ante la diabetes? Te lo contamos todo en este artículo.

El AOVE y la diabetes

A pesar de tratarse de una grasa, el AOVE solamente reporta beneficios a nuestro organismo. Su principal elemento, el ácido oléico, es capaz de regular los niveles de colesterol, además de ser un potente antioxidante. Por esa razón, el consumo de aceite de oliva virgen extra está plenamente recomendado en cualquier dieta. Su composición nutricional es una muestra de su verdadero interés para nuestro organismo.

La diabetes, intolerancia a la glucosa basal, podría suponerse un problema a la hora de consumir AOVE. De hecho, los diabéticos han de controlar de forma severa su alimentación. Uno de los problemas asociados a la diabetes son los inconvenientes cardiovasculares, un asunto que los diabéticos han de cuidar al extremo. Pero hay una gran noticia por la cual los diabéticos están de enhorabuena. Científicos de la Universidad de Málaga, trabajando conjuntamente con el Instituto de Investigación Biomédica de esa capital (IBIMA); junto con expertos del Instituto de la Grasa (CSIC), han llegado a una conclusión: el hidroxitirosol, un compuesto polifenólico presente en el AOVE, es capaz de reducir notablemente los efectos de la diabetes en el sistema cardiovascular.

Cómo aprovecharse de las propiedades del hidroxitirosol

Si tu problema es la diabetes, puedes utilizar el AOVE para tratar de mitigar los síntomas asociados a esta enfermedad, que de manera notable se manifiestan en el sistema cardiovascular. Los expertos recomiendan la ingesta de 3 cucharadas soperas en crudo de AOVE cada día. Esta medida es la cantidad recomendada de aceite diaria, y debe tomarse incluso estando sanos. Los beneficios tienen efecto en el cuerpo si somos constantes, y si no padeces diabetes, reforzarás tu sistema cardiovascular. Si sufres de la enfermedad, podrás beneficiarte y notar una mejoría.

Una buena alimentación nos permite sentirnos mejor, por lo que es el momento de incorporar el AOVE en tu dieta. Desde el aderezo de una ensalada, que toma un nuevo cuerpo, a utilizarlo en las frituras. El AOVE solo proporciona alegrías en la cocina, además de beneficios en nuestra dieta. En caso de dudas, lo mejor es consultar con el médico especialista, que junto con el nutricionista son quienes nos darán las pautas para utilizar el AOVE adecuadamente.

Tenemos mucha suerte de poseer una gran variedad de AOVE, ya que su ayuda en la diabetes y sus síntomas ha quedado demostrada por los científicos. Por esa razón, debes entender que la inversión realizada en AOVE siempre viene devuelta con más beneficios. Siempre merece la pena consumir productos de calidad contrastada como la que producen nuestros olivos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *