olivar arte

El olivar en el arte

Del olivo no solo se extrae el tesoro más preciado de nuestra cultura, también se es capaz de extraer una manifestación artística. El olivar se ha hecho presente en el arte de diferentes formas, como la literatura o pintura. Han sido estos artistas quienes han querido manifestar sus inquietudes a través de este árbol milenario. Conocemos cuáles son sus representaciones más evidentes.

El olivar en diferentes manifestaciones del arte

El olivar en la pintura

Vicente Van Gogh pinto en su etapa en la Provenza francesa 6 cuadros en los que plasmó a los olivos. Fue en 1889, y en una carta a su hermano Teo, le manifestaba su impresión sobre el olivar. Algo que no le dejó indiferente, ya que en su país de origen el olivo es una rareza.

“El susurro del olivar tiene algo muy secreto en ello, e inmensamente viejo. Es demasiado hermoso para que nos atrevamos a pintarlo o para poder imaginarlo”.

El pintor Salvador Dalí, representante del surrealismo, en su primera etapa plasmó los olivos de Cadaqués, en Gerona. Fue en 1922, y el genial artista gerundense supo captar toda la esencia de un árbol tan singular.

Matisse, representante de la pintura de paisaje y excelente artista del color, quiso reflejar en la localidad de Colliure, Francia, unos olivos que llamaron su atención. Tituló a su cuadro “Paseo entre olivos”, y que puede englobarse dentro del periodo del fauvismo.

Pablo Picasso, el malagueño más internacional, reflejó en sus primeras obras los olivos. De hecho, este cuadro fue una de sus primeras creaciones, y como se puede comprobar, este tipo de obra refleja un estilo muy natural y que posteriormente fue derivando a otros más complejos.

El olivar en la literatura

Numerosos artistas, sobre todo andaluces, han reflejado la magnificencia de los campos de olivos en sus obras. En el ámbito de la poesía, autores como Federico García Lorca, Rafael Alberti o Antonio Csasares dieron relevancia al olivo en sus obras. Como muestra, este poema del granadino García Lorca y que lleva por título Arbolé, arbolé:

Arbolé, arbolé

seco y verdé.

La niña del bello rostro está cogiendo aceituna.

El viento, galán de torres, la prende por la cintura.

Pasaron cuatro jinetes sobre jacas andaluzas

con trajes de azul y verde, con largas capas oscuras.

Puedes consultar más poemas sobre los olivos en este recopilatorio.

El olivar en la música

¿Quién no conoce Andaluces de Jaén? Autores tan dispares como Paco Ibañez, Manolo Escobar o el grupo Jarcha la cantaron. Obra del poeta alicantino Miguel Hernández, es el himno oficial de esa provincia andaluza.

El olivar en el teatro

Sí, el olivar también ha quedado representado en una de las artes más profundas, el teatro. Pero también tiene su vis cómica, Es el caso de la obra “Cada mochuelo a su olivo”, que muestra diez historias de humor diferentes de diversos autores. En el argumento se refleja la necesidad de los protagonistas de ir encontrado su propio olivo, es decir, su lugar en la vida.

Y así ha sido como el olivar se ha hecho presente en el arte. Para un árbol universal, nada mejor que la sensibilidad de autores especiales que supieron ver en él algo especial.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *