precio-AOVE

¿Cómo se calcula el precio del aceite de oliva?

En un mercado globalizado como el actual, existen multitud de productos en los que su precio está condicionado por múltiples y variados factores, a veces aparentemente no relacionados. Un producto muy cotizado en el mercado y con fuertes variaciones en su cotización es el aceite de oliva virgen extra (conocido como oro líquido), funcionando de manera similar al del mercado de valores de La Bolsa.

Pero ¿de qué depende el precio del aceite de oliva virgen extra? ¿qué factores le afectan en esa variación?

Las principales causas de la oscilación del precio del aceite de oliva virgen a tener en cuenta en la estimación del precio son:

– La calidad del aceite de oliva. A mayor calidad, mayor precio. Podemos distinguir tres niveles de calidad:

  • Aceite de Oliva lampante. Calidad básica, con un alto grado de acidez (por encima de 2º).
  • Aceite de Oliva Virgen. Mayor calidad que el primero, con un nivel de acidez entre 0,8º y 2º.
  • Aceite de Oliva Virgen Extra. Máxima calidad, con grado de acidez por debajo de 0,8º.

– Nivel de producción del aceite de oliva. Es decir, que si hay una campaña mala, con poca cantidad de olivas recogida, afecta significativamente en el precio final. Los niveles de producción vienen dados principalmente por las condiciones meteorológicas que se den durante el año hasta el momento de la recolecta (entre los meses de noviembre y enero).

– El precio de la electricidad afecta a los costes de producción en la almazara y envasadoras para transformar la aceituna en el preciado aceite de oliva virgen.

– El precio del petróleo y derivados, ya que provoca un encarecimiento de los costes de transporte, desde el punto de producción hasta los diferentes puntos de venta.

– La competencia que pueda haber en el mercado, tanto a nivel nacional como competidores internacionales que, cada vez más, intentan entrar en el exigente mercado español del aceite de oliva virgen extra.

– Demanda de compra del aceite de oliva, que puede ser tanto nacional como a nivel internacional. En los últimos años, la demanda a nivel mundial va en aumento, lo que hace subir el precio.

– La especulación de los diferentes empresarios y distribuidores, que intentan comprar aceite de oliva a precios bajos para poder venderlos después cuando el precio de venta se sitúa por encima. Esto hace de elemento autorregulador, permitiendo que las oscilaciones del precio AOVE no sea tan variante y desequilibrado, lo atenúa levemente.

En términos relativos, la causa que tiene más impacto sobre el precio de venta final del aceite de oliva virgen extra, es el coste de producción. Este es además el que sufre más fluctuaciones en el tiempo por las razones que acabamos de comentar.

Pero, evidentemente, a la hora de comprar un buen aceite de oliva, el precio no debe ser nuestro único referente. Debemos valorar la calidad y sabor para disfrutar del mejor AOVE en tus platos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario