mejor aceite para un desayuno saludable

¿Cuál es el mejor aceite para un desayuno saludable?

Nuestra dieta, generalmente denominada mediterránea, tiene como eje vertebrado el aceite de oliva. El zumo de la oliva es lo que da valor a nuestra gastronomía, un verdadero tesoro que es una fuente de salud y propiedades. También forma parte de desayunos y meriendas, el aceite de oliva sobre una tostada de pan logra darle al cuerpo lo que necesita para comenzar bien la jornada. Muchas veces nos preguntamos cuál es el mejor aceite para un desayuno saludable; por ello en este artículo desvelaremos las claves para elegir un aceite que se adapte a nuestro paladar.

Cuál es mejor aceite para un desayuno saludable

Para comenzar, un aceite de oliva es un alimento saludable, ya que aporta una serie de ácidos grasos instaurados que tienen beneficios probados para el corazón. No es una grasa al uso, supone la mejor opción de acompañar nuestro desayuno. No hay quien se resista a una buena pieza de pan con aceite de oliva virgen extra. A esta podemos añadirle algo de queso fresco, tomate rallado o un poco de jamón serrano. El AOVE ese maridaje perfecto con cualquier combinación.

Sobre aceites, cabe recordar que dependiendo de la variedad de aceituna, podemos disfrutar de sabores diferentes. Los de la variedad picual, tienen un toque ligeramente vivo, un picante que no llega a molestar. Un sabor intenso para quienes están buscando algo potente, es además el más consumido en España. El aceite de la variedad arbequina es más dulce, es el indicado para aquellas personas que buscan un sabor suave. El aceite de oliva de la variedad hojiblanca, denominado así por el color blanquecino del envés de las hojas, es fresco, algo picante. Su sabor tiene trazas de hierba cortada.

Sea como sea, el mejor aceite de oliva para un desayuno saludable es aquel que más nos guste al paladar; aquel que nos haga querer repetir. Lo único que debe cumplir que sea un aceite que haya sido conservado siguiendo unos buenos criterios, temperatura ambiente y ausencia de luz, para que conserve todas sus propiedades organolépticas. Y recuerda, si es un aceite de oliva virgen extra, mucho mejor. Este tipo de aceite es el mejor acompañamiento para nuestro desayuno, al igual que lo hace con las meriendas.

Salud y sabor

Sustituir otro tipo de productos en estas comidas, como la bollería o dulces industriales. Y sustituirlo por pan y aceite de oliva virgen extra, hace que el desayuno tome una nueva dimensión. Los beneficios de los cereales del pan, mucho mejor si es integral, junto con las propiedades del AOVE, hacen de esta combinación la mejor manera de comenzar la jornada.

Además, consumir regularmente aceite de oliva no solo ayuda a nuestro organismo, sino que estamos favoreciendo la agricultura tradicional. El cultivo del olivo, un arte milenario, da empleo a miles de familias y es una fuente de riqueza que no debemos perder. El olivo nos proporciona más que unos campos verdes llenos de vida. Dan todo lo mejor de sí para que sigamos siendo una de las regiones del mundo con una de las dietas más saludable. Si no has incorporado el aceite de oliva a tus desayunos, hazlo y comprueba cómo se abre ante ti un nuevo mundo de sabor.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *