salsas oleopalma

Tres salsas elaboradas con aceite de oliva

Quien piense que el aceite de oliva se utiliza solo para freír, se equivoca, ya que este exquisito alimento se puede consumir de muchas formas, ¡hasta como guarnición! Una de las maneras más ricas de su uso es utilizarlo como ingrediente en cualquier tipo de salsa porque, por si no lo sabías, muchas de las salsas que consumimos habitualmente están elaboradas con aceite de oliva.

¡Aquí tienes tres sabrosos ejemplos!

  1. Alioli: Esta apetitosa salsa es un complemento básico en nuestra dieta mediterránea. De hecho, estamos más que acostumbrados a verla en todo tipo de supermercados o en la carta de cualquier restaurante. La pregunta es: ¿alguna vez has intentado hacerla tú en casa? ¡Es muy sencilla! Tan solo necesitarás un poco de sal, aceite de oliva y ajo al gusto. Una vez tengas los ingredientes, tienes que picar los ajos mientras vas añadiendo el aceite de oliva poco a poco hasta crear esa ligera salsa de alioli. Eso sí, no olvides añadir la sal o la mezcla te quedará sosa. También hay quien apuesta por añadirle un huevo a la receta. Eso ya te lo dejamos a tu elección porque con o sin huevo, el alioli sigue estando igual de rico.

 

  1. Salsa de yogur. Siguiendo en la orillas del Mediterráneo, esta conocida salsa es típica de las cocinas griegas y turcas. Para elaborarla es necesario un yogur, medio diente de ajo, zumo de limón, pimienta negra molida, sal, aceite de oliva virgen extra y, como opción, un poco de menta o hierbabuena. Mezcla todos los ingredientes y… ¡voilà! Un consejo: si ves que te queda un poco espesa, añade agua. Conseguirás aligerarla un poco.

 

  1. Guacamole. Hay muchas formas de hacer esta gustosa salsa de aguacate. Algunos prefieren añadir tomate a la receta, otros se decantan por el chile… Nosotros preferimos la receta básica: un aguacate, limón, un poco de cilantro, sal, pimienta al gusto y, como no… ¡aceite de oliva! Para preparar el guacamole primero deberás triturar el aguacate junto con el cilantro, añadiendo un poco de agua. Después, tan solo tienes que agregar el resto de ingredientes a la mezcla hasta conseguir una homogénea pasta verde. Fácil, ¿verdad?

Ahora ya solo te queda animarte a prepararlas.  Y si quieres que tus recetas tengan la máxima calidad, date un paseo por nuestra tienda online y descubre nuestras variedades de aceites.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario