cuidar-cutis

Formas de cuidar tu cutis con aceite de oliva

Aunque no lo parezca, la primavera es una de las épocas del año donde más necesario resulta el cuidado de nuestro cuerpo. Los continuos cambios de temperatura hacen que nuestra piel sufra tanto o más que con el frío invernal o con el sofocante calor del verano.

Una de las partes del cuerpo que más sufre es nuestra cara, al ser la más expuesta. Afortunadamente, en Oleopalma contamos con ciertos truquitos que harán tu paso por la estación primaveral mucho más sencillo y llevadero. ¿Lo mejor de todo? Que son trucos fáciles, rápidos ¡y caseros!

Mascarilla para pieles normales

Si tienes la fortuna de poseer una piel normal, te bastará simplemente con mantenerla hidratada. Una buena opción para conseguirlo es mezclar y aplicar sobre el rostro durante 10/15 minutos un poco de yogur y media cucharada de aceite de oliva. Si prefieres una exfoliación que elimine las células muertas que se van acumulando, prueba a añadir un poco de azúcar moreno a la mezcla. ¡Resultados increíbles!

Mascarilla para pieles secas y/o sensibles

¿Tienes la piel seca? Prueba a mezclar dos cucharas de aceite de oliva con un poco de miel. El uso conjunto de ambos ingredientes dará como resultado una mascarilla vitamínica perfecta para combatir la sequedad. Además, su uso es también muy recomendado en pieles sensibles por sus efectos calmantes y antiinflamatorios.

Mascarilla para pieles mixtas y/o grasas

Si quieres reducir la continua aparición de espinillas y puntos negros al tiempo que consigues un cutis suave y completamente limpio, la avena y la sal serán tus grandes aliados. Junto con un poco de aceite, la mezcla de estos ingredientes te proporcionará un exfoliante que acabará con las imperfecciones de tu piel. Eso sí, no abuses de su uso porque podrías irritar la piel por culpa de la sal. Con una vez cada dos o tres semanas, más que suficiente.

Mascarilla para pieles maduras

¿Comienzas a notar el paso del tiempo sobre tu piel? Prueba a aplicarte sobre el rostro la mezcla de un huevo y una cucharada sopera de aceite. Déjalo actuar durante aproximadamente media hora y después acláralo con agua tibia. Sus efectos reafirmantes y reparadores te resultarán sorprendentes.

Como puedes ver, el ingrediente común en cada una de estos trucos está en el aceite de oliva. Esto se debe a que es un producto que posee numerosas propiedades y beneficios, entre los que se encuentran el retraso del envejecimiento, el aumento del colágeno y el control de la regeneración celular gracias a las vitaminas A y C.

¿A qué esperas para poner en práctica estos trucos caseros? Si necesitas una buena dosis del mejor aceite, recuerda que en nuestra tienda online tienes una amplia oferta entre la que elegir.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario