Extraer aceite de oliva en casa

¿Puedo extraer aceite de oliva en casa?

La industria del aceite de oliva tiene una importancia capital en nuestro país. Lo habitual es comprarlo en un supermercado, en una cooperativa o bien por internet. De esta forma, podemos degustar verdadero oro líquido de calidad, que se elabora con mimo y con olivas seleccionadas. Pero puede que te estés preguntando si es posible extraer aceite de oliva en casa. La respuesta es sí, te invitamos ademas a que lo pruebes. Apreciarás desde ese momento lo cómodo que resulta tenerlo directamente ya embotellado y envasado.

Cómo extraer aceite de oliva en casa

Se trata de un proceso sencillo, que no requiere de herramientas especiales y que cualquier persona puede intentar en casa. En primer lugar, habrás de conseguir las aceitunas. Si eres tú quien tiene olivos, es bien sencillo. Si no, puedes probar a comprarlas en alguna cooperativa próxima. Puedes comenzar con poca cantidad, por ejemplo, 1 kg de aceitunas de la variedad que más te agrade. No esperes un rendimiento alto, extraer aceite oliva en casa no compensa en absoluto. De un kilo de aceitunas vas a obtener 50 ml de aceite. Pero al menos te servirá para darte cuenta de cómo se hace.

Una vez que tengas las aceitunas, hay que someterla a un buen proceso de lavado para eliminar los restos de tierra que tengan. Introduce las aceitunas, incluso con el hueso, en un vaso batidor o en un robot de cocina potente. Trituramos las aceitunas hasta obtener una pasta, puedes añadir si lo deseas un poco de agua para facilitar el batido. Lo habitual es extraer el aceite en frío, pero en casa va a resultar demasiado complejo. Introduce toda esa pasta en una olla y ponla a calentar. Vigila con un termómetro que la mezcla no supere los 70 grados. Cuando toda esa masa se haya calentado de manera homogénea, damos el siguiente paso.

Extracción del aceite

Tendrás preparada una tela, puede ser el resto de una sábana de algodón. Intenta que no sea muy tupida. Irás poniendo la masa caliente dentro de la tela extendida. Una vez que lo hayas hecho, cierra la tela y pon un plato sopero debajo. Llega el momento más laborioso, el de apretar la tela, habrá que poner la tela en forma de bola. A medida que vayas apretando, irá cayendo en el plato sopero un jugo de aspecto marrón.

Proceso de decantación

Cuando ya hayas exprimido todo y no quede ni una gota, damos el siguiente paso. Habrás preparado una botella de plástico vacía. Introduce el líquido que tienes en el plato sopero en la botella, ayudándote de un embudo. Llega el momento de esperar, ni tengas prisa. A medida que va pasando el tiempo, verás como los residuos se van al fondo de la botella y el aceite permanece arriba. La diferencia se ve a simple vista, por lo que habrás de desechar el residuo, denominado alpechín, y quedarte con el aceite. El alpechín estará debajo, así que con la ayuda de un punzón perfora la base de la botella y saca todo el alpechín.

Quédate con el aceite y vuelvelo a filtrar con otra malla, para que se queden los posibles restos en ella. El resultado ya lo tienes, aceite puro de oliva virgen extra hecho por ti y de una calidad excepcional. La cosecha va a ser muy pequeña, pero el placer de ponerlo encima de una tostada es algo que no tiene precio. Extraer aceite de oliva en casa no deja de ser una curiosidad, porque requiere mucho esfuerzo y proporciona un rendimiento muy bajo. Pero no está de más que lo intentes, es una grata experiencia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *