hacer mayonesa con AOVE

Cómo hacer mayonesa con AOVE y no morir en el intento

La salsa mayonesa es una de las más populares del mundo, y puede acompañar a multitud de platos realzando su sabor. Originaria de las Islas Baleares, de la bella localidad de Mahón, hunde sus raíces en el siglo XVIII. Lo habitual es comprar la mayonesa ya hecha, que nos evita el engorro de tener que prepararla. Sin embargo, hacer mayonesa con AOVE en casa es toda una experiencia. Ya que se consigue un sabor único y la satisfacción de elaborar una receta.

Para muchos, el sabor del AOVE puede resultar muy fuerte para esta salsa, y la sustituyen por aceites como el de girasol. Hay maneras de elaborar la mayonesa con AOVE y que no resulte tan potente de sabor; pero hacer mayonesa con AOVE es una manera de aprovechar todas las cualidades del oro líquido. Te invitamos a que conozcas cómo hacer mayonesa con AOVE.

Cómo hacer mayonesa con AOVE con éxito

La mejor manera de afrontar la elaboración de la mayonesa con AOVE parte de utilizar el huevo a temperatura ambiente. Si tienes alguno en el frigorífico, trata de sacarlo al menos una hora antes para que se temple. Apunta los datos para hacer una deliciosa mayonesa con AOVE.

Ingredientes:

Preparación:

En primer lugar, echaremos en el vaso de la batidora  bien seco y limpio el huevo, el vinagre o zumo de limón y la sal. Introducir la batidora y batir con energía hasta que los ingredientes queden bien mezclados. Llega el momento crítico, hemos de evitar que nuestra mayonesa «se corte». Debemos añadir el AOVE lentamente, ha de caer en forma de hilo y comenzar a emulsionar. Ten cuidado, habrás de levantar la batidora para que esto suceda, pero no realices movimientos de arriba a abajo. Añade el aceite de oliva poco a poco, sin prisa.

La mayonesa es una salsa delicada, que corre el riesgo de cortarse y que no salga como queramos. De ahí la insistencia en echar poco a poco el AOVE, para que la mezcla no se sature. Una vez que tengamos nuestra salsa mayonesa hecha, hemos de  probar y rectificar de sal y vinagre o zumo si es necesario. Mejor ser precavido en un principio con estos ingredientes y añadir más al final.

Es cierto que la mayonesa hecha con AOVE es potente y cargada de sabor, algo que no puede agradar a todos. Hay dos maneras de disfrazar algo el sabor de esta salsa. Una vez que ya la tenga más elaborada, podemos añadir un poco de leche evaporada o un yogurt natural. Volveremos a batir par que todo se vuelva a ligar. La salsa mayonesa habría quedado más suave.

No olvides guardar inmediatamente la mayonesa bien tapada en el frigorífico, preferiblemente en un envase de cristal. La mayonesa casera tiene un periodo de caducidad corto, no más de 24 horas. Eso sí, si la has realizado con huevo pasteurizado en tetrabrick, el tiempo de conservación puede alargarse hasta 3 días. Eso sí, siempre que se guarde en el frigorífico inmediatamente tras ser usada.

¿Has visto lo sencillo que es hacer mayonesa con AOVE en casa? Lo mejor es que lo intentes tú mismo y veas que los resultados son espectaculares.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *