AOVE aceituna hojiblanca

AOVE: descubre la calidad y el sabor de la aceituna hojiblanca

Si eres un enamorado del AOVE, el aceite de oliva virgen extra, sabrás que en su elaboración hay un factor fundamental: el tipo de aceituna utilizado. De esa elección dependen el sabor, el aroma y las características del aceite. La variedad de aceitunas hojiblanca es una de las más apreciadas en la producción de aceite.

La aceituna hojiblanca se denomina así porque sus hojas ofrecen reflejos blanquecinos y metálicos cuando reciben la luz del sol. Es originaria de Andalucía, especialmente de las provincias de Málaga, Córdoba y Sevilla, y es una de las variedades más extendidas en la producción de AOVE. De hecho, su cultivo está tan extendido que ya supone aproximadamente un 15 por ciento de toda la aceituna cosechada en Andalucía, la región con mayor producción de España.

Características del aceite de oliva virgen extra de aceituna hojiblanca

El aceite de oliva virgen extra elaborado con aceitunas de la variedad hojiblanca te sorprenderá por su sabor. Las notas dulces son predominantes, con un toque amargo y, finalmente, un resto de picor en la garganta. Los catadores identifican fácilmente el olor de la hierba fresca, de la higuera, la fruta madura o los frutos secos.

También lo reconocerás por su color, que es verde intenso y con reflejos dorados, especialmente cuando se cosecha temprano.

En su composición físico-química hay un equilibrio de ácidos grasos muy notable, con una presencia de ácidos saturados por debajo de lo habitual, muy equilibrada con la presencia de ácidos monoinsaturados. Esta composición también te ofrece un 75 por ciento de ácido oleico, el maravilloso componente que hace del aceite de oliva un aliado perfecto para la salud, especialmente recomendado en la lucha contra el colesterol.

Una joya en la gastronomía

El aceite de oliva hojiblanca resulta muy recomendable en todo tipo de dietas y, por tanto, es muy utilizado en la gastronomía.

Con estas características, el aceite de oliva hojiblanca te resultará especialmente útil en algunos casos. Por ejemplo, está recomendado para su uso en ensaladas suaves, salteados, conservas vegetales, pastas, vinagretas, cremas frías, pescado azul, carne marinada, salmorejo, gazpacho o emulsiones. Como ves, es un aceite ligero que se asocia de maravilla con comidas igualmente suaves y poco contundentes. En todos los casos, realza el sabor de los alimentos y aporta un punto de frescura y carácter.

Cómo se cultiva y cosecha la hojiblanca

Las aceitunas de tipo hojiblanca son bastante grandes, regulares y de forma esférica. En el árbol se distinguen por su resistencia a caer, lo que obliga a los cosechadores a realizar un esfuerzo extra. Por suerte, también ofrecen buena resistencia al maltrato, por lo que no pierden cualidades en la recolección.

Debes saber que son aceitunas que rinden poco aceite: entre el 17 y el 19 por ciento, bastante menos que otras variedades, pero, a cambio, su alta calidad hace que la demanda sea siempre alta.

Con estas cualidades, el AOVE hecho con aceituna hojiblanca es uno de los aceites de oliva virgen extra más valorados por el público. Si no lo has probado, no tardes en hacerlo: te sorprenderá.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario