heladoaoveDEST

Postres a base de AOVE: lo mejor del aceite de oliva, en la repostería

Ahora que llegan, por fin, la primavera y el buen tiempo, vuelven a apetecer los helados y postres fríos. ¿Te has planteado probar los postres a base de AOVE, aceite de oliva virgen extra? Si no lo has hecho, prepárate, ya que son exquisitos; y, además, unos alimentos estupendos y complementos perfectos para cualquier menú de la gastronomía mediterránea.

El aceite de oliva, con su toque ácido y perfumado, aporta un carácter exclusivo y diferenciador a los helados y otros postres fríos. Además, los enriquece con sus muchos beneficios para la salud. Es antioxidante y aporta ácidos grasos, como el omega-3 o ácido oleico, que son muy beneficiosos. Descubre aquí dos estupendas recetas de postres y helados hechos con aceite de la mayor calidad.

Recetas: helado de aceite de oliva virgen extra

Para hacer helado de AOVE en casa, necesitarás 250 ml de aceite virgen extra, 10 huevos, 300 gramos de azúcar y medio litro de nata líquida. Para elaborarlo, empieza por separar las yemas de los huevos con cuidado. Después, las mezclas con 100 gramos de azúcar. Por otro lado, mezcla las claras y todo el azúcar restante. Bate todo por separado hasta que esté bien ligado.

Mientras dejas reposar un rato las yemas y claras, monta la nata y resérvala. Después, con la batidora, vuelve a batir las yemas y agrega todos los demás ingredientes. Añade el aceite poco a poco. No lo hagas de una vez. Sigue batiendo hasta que la mezcla sea homogénea, cremosa y sin grumos. Una vez tienes una resultado satisfactorio, ponlo todo en un recipiente y mételo en el congelador. Ya tienes listo tu helado de aceite de oliva. Cuando lo sirvas, puedes agregar un chorrito de aceite de oliva virgen extra bien perfumado. El resultado será óptimo.

Gastronomía: sorbete de cava y AOVE

Un sorbete también es una opción estupenda como postre frío, en especial, si lo elaboras con aceite de oliva virgen extra. Para hacerlo, necesitarás un litro y medio de helado de limón (no de sorbete de limón), una botella de cava, 100 cc de leche condensada, aceite de oliva y algunas frutas rojas.

Prepararlo es muy sencillo. Se deja el helado unos minutos a temperatura ambiente, para que se ablande sin derretirse. Después, se pone en un vaso de batidora, junto con tres cuartos de la botella de cava y la leche condensada. Se bate muy bien y se coloca en un recipiente profundo. Después, se sirve en copas y se adorna con bayas y frutas del bosque y un chorro de AOVE.

 

Además de estas recetas, puedes hacer muchas más: espuma de naranja con aceite de oliva, granizado de café cremoso con aceite o, por ejemplo, copa helada de chocolate con aceite virgen extra. Y  también puedes utilizar el aceite de oliva para hacer una deliciosa sopa fría y dulce de apio, pepino y manzana (una verdadera sorpresa).

Como ves, nuestra gastronomía esconde recetas de postres a base de AOVE que te harán disfrutar y combatir el calor; al tiempo que te alimentas de forma sana y saludable, gracias al aceite.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario