los olivos en las heladas

Los olivos en las heladas: preparación y daños

Los olivos son una especie milenaria, han formado parte de la vida del hombre desde la Edad de Bronce. En sus inicios lo árboles fueron cultivados en climas secos y calientes. Con el tiempo llegaron a otros destinos como el Mediterráneo, en el cual se expuso a temperaturas más bajas. En este post conocerás el comportamiento de los olivos en las heladas.

Condiciones climáticas para el cultivo de olivos

Para comenzar podemos decir que el olivo es una planta silvestre, de origen secano. Esto lo  convierte en un árbol con herramientas naturales para sobrevivir sin la ayuda del ser humano.

El olivo es un árbol que necesita del frío y del calor para su reproducción. Requiere de veranos secos y cálidos, y de inviernos de poca humedad. Durante el frío llega a soportar temperaturas de -7ºC, mientras que en climas cálidos resiste hasta 40ºC.  

Preparación del olivo frente a las heladas

Cuando comienza el otoño, el olivo comienza a prepararse para las bajas temperaturas. Si el frío es constante, la planta tiene una mejor adaptación para el invierno, de esta forma, obtiene una mayor resistencia a las bajas temperaturas.

El comportamiento que puede registrar un olivo frente a una helada depende de los siguientes factores:

  • Aclimatización: cuando las temperaturas de otoño bajan de manera progresiva, el árbol se adapta y prepara sus tejidos para el frío invernal.
  • Planta joven: su resistencia al frío es menor, por lo cual sus raíces y brotes pueden  no estar preparadas para el invierno.
  • Poda: descortezar el olivo durante la época de otoño hace que el nuevo crecimiento no tenga tiempo para endurecer y fortalecer para las bajas temperaturas.   
  • Riego: la plantación debe tener un sistema de riego moderado. De lo contrario, si la planta tiene más líquido su congelación puede ser más rápida.

Daño de los olivos en las heladas

Las heladas con temperaturas inferiores a -12ºC, pueden causar lesiones y daños severos en el olivo. Aunque hay que tener en cuenta el estado de la planta, ya sea activo o en reposo. Esto puede depender de que el daño sea mayor o menor. A continuación mencionamos algunas de las partes que sufren durante una helada:

Yemas: es la parte con mucha resistencia al frío cuando está en estado de reposo. Los daños suelen ser la muerte de las yemas de flor, producción de frutos de menor tamaño, y deformación en las futuras hojas.  

Hoja: esta área soporta temperaturas de hasta -7ºC. Las mismas pasan por un periodo de  aclimatación durante el otoño, esto las fortalece durante heladas. La hoja sufre cambios en su color cuando se ve afectada, se torna marrón. El daño es progresivo hasta llegar a secarse por completo.

Madera: es la zona más propensa al frío. Los daños principales son oscurecimiento, agrietamiento y separación de la corteza. A causa de las grietas, el olivo se puede ver afectado también por la creación de hongos.

Podemos decir que el árbol milenario del olivo es una planta resistente a bajas temperaturas. Los olivos en las heladas pueden verse afectadas en mayor o menor grado. La resistencia de la planta dependerá de factores como: nutrición, edad, aclimatación y sobre todo por las condiciones ambientales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario