Beneficios para la salud del AOVE: cuida tus uñas con aceite de oliva

Los beneficios para la salud del AOVE, el aceite de oliva virgen extra, son muchos y seguro que te resultan bien conocidos. Desde su efecto positivo para reducir el colesterol a sus cualidades como agente rejuvenecedor. Pero quizá no sepas que el aceite de oliva virgen extra es uno de los elementos más interesantes para el cuidado de las uñas.

Las uñas son muy sensibles a las agresiones externas. El trabajo, los elementos e incluso algunos cosméticos pueden hacer que tus uñas se vuelvan quebradizas y frágiles o pierdan brillo o color. El aceite de oliva virgen extra puede hacer que recuperen rápidamente su fuerza y apariencia saludable.

El AOVE es rico en ácidos grasos, proteínas y vitaminas, que tiene un poder único como regeneradores para las uñas. Sus antioxidantes (especialmente, la vitamina E) nutren y enriquecen la queratina de tus uñas; que, poco a poco, vuelven a brillar y ser más resistentes. El poder humectante del aceite hará que estén más hidratadas y la vitamina E ayudará a que crezcan fuertes.

Cuidado de las uñas con AOVE: trucos y consejos

Una de las formas más sencillas de utilizar el aceite de oliva en el cuidado de tus uñas es darles un baño de una mezcla hecha con AOVE, naranja y ajo. Necesitarás dos cucharadas grandes de aceite de oliva virgen extra, el zumo de un cuarto de naranja y un diente de ajo. Primero, machaca el ajo en un mortero. Una vez convertido en una pasta, añades el aceite y el zumo de la naranja y lo mezclas bien. Esa mascarilla, rica en nutrientes, debe ser aplicada en las uñas y has de dejar que actúe sobre ellas un mínimo de diez minutos. Después, dales un suave masaje y acláralas con agua fresca.

El tratamiento empezará a hacer efecto pasados unos días. Notarás que las uñas están más hidratadas y, después de unas semanas, se habrán vuelto más resistentes. Si, además, evitas el uso de cosméticos durante ese tiempo, el tratamiento será más eficaz.

Otra receta utiliza aceite de oliva virgen extra y gel de áloe vera para fortalecer tus uñas. En este caso, mezcla una cucharada de áloe y otra de AOVE. Cuando estén bien mezclados, aplica sobre las uñas y deja actuar unos veinte minutos. Después, lava las uñas con agua tibia. Pronto notarás también sus efectos benéficos.

Por último, un procedimiento un poco más complejo propone una combinación de aceite de oliva virgen extra y alcohol. En este caso, con las uñas bien lavadas con agua y un jabón que no sea abrasivo, aplica sobre ellas aceite de oliva previamente calentado en el microondas. Deja que se empapen bien las uñas durante quince minutos y, posteriormente, retira el aceite con agua tibia y limpia las uñas con alcohol y la ayuda de un algodón. Debes repetir este tratamiento tres veces a la semana.

Una conclusión sobre el aceite de oliva virgen extra

Cualquiera de estos trucos y recetas te ayudará a que tus uñas se mantengan fuertes, brillantes e hidratadas. Gracias a los beneficios para la salud del AOVE.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario