Entradas

Desayunos mediterráneos con aceite de oliva

Todos conocemos los innumerables beneficios del aceite de oliva virgen extra, una de las joyas de nuestra gastronomía. Sus grasas monoinsaturadas y sus propiedades antioxidantes contribuyen a controlar el colesterol, prevenir las enfermedades cardiovasculares y regular la alta presión arterial, por citar solo algunas de sus cualidades. Por ello, te proponemos una selección de recetas de desayunos mediterráneos y su inclusión como uno de los ingredientes principales de tu dieta diaria.

Comenzar añadiendo AOVE en el desayuno, una de las principales comidas del día, es una fórmula muy saludable que te encantará tanto por su sencillez como por la enorme variedad de deliciosas opciones que podrás preparar. Será todo un festín para comenzar con la máxima energía tu rutina diaria. Acompáñanos en nuestra invitación. ¡No tendrás excusas para apuntarte a un estilo de vida saludable!

Tostas con tomate, aguacate y salmón

Tuesta la cantidad deseada de pan, bien en tu tostadora o bien en una sartén antiadherente. Tras disponer tus tostas en un plato, añádeles un chorreoncito de aceite de oliva virgen extra y comienza a superponer las siguientes capas: rodajas de tomate, aguacate en láminas (te recomendamos que no esté demasiado maduro para poder cortarlo sin dificultad) y finas lonchas de salmón ahumado.

La energía de los hidratos de carbono del pan o el ácido graso omega-3 del salmón, entre algunas de las beneficiosas propiedades, hacen que el valor nutricional de esta receta sea inmejorable. Y su sabor…¡irresistible!

Tostas de salmorejo, jamón serrano y huevo

Recurrir a los clásicos es, a menudo, un acierto seguro y qué duda cabe que el salmorejo es uno de los platos estrella de nuestra gastronomía. Las vitaminas y propiedades antioxidantes del tomate, los hidratos del pan y la fuente de proteínas que aportan el jamón y el huevo dan como resultado una combinación nutricional excelente. Te proponemos sacarlo de su contexto habitual e incorporarlo a tus desayunos. No te defraudará.

Prepara un salmorejo al estilo tradicional con tomates bien maduros, ajo, pan, un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra, vinagre y sal. Una vez tengas tostado el pan, extiende una buena capa de salmorejo sobre el mismo y finaliza la receta añadiendo por encima jamón y huevo duro picado. Puedes optar también por sustituir el jamón y el huevo por tiras de bacalao ahumado o atún desmigado. Apórtale el toque de excelencia, añadiendo un chorreoncito de aceite justo antes de su presentación.

Tostas caprese

Coloca el pan tostado sobre el plato y añádele un chorreoncito de aceite de oliva. Alterna sobre la superficie de la tosta rodajas de tomate y queso mozarella. Finaliza espolvoreando albahaca fresca finamente picada (puedes optar también por orégano) y riega nuevamente con un poco de aceite. Esta versión de la ensalada italiana, adaptada a desayuno, te creará adicción.

Esperamos que disfrutes muchísimo nuestras tres propuestas. Como ves, esto es solo una pequeña muestra, pero las combinaciones son infinitas, así que no olvides el aceite de oliva virgen extra en tus desayunos mediterráneos y dale vida a tu imaginación… ¡Experimenta!