Entradas

aceiteDEST

El Consumo de AOVE aumenta en los hogares españoles

El consumo de AOVE se ha visto incrementado en los últimos años en España. El aceite de oliva virgen extra es, sin duda, uno de los alimentos más característicos de la dieta y la gastronomía mediterráneas, tan alabada tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

Se trata del aceite de oliva de mayor calidad, de categoría superior, que se obtiene directamente de la aceituna únicamente mediante procedimientos mecánicos.

Además de su sabor único, el AOVE es beneficioso para tu salud, ya que aporta nutrientes como el ácido oleico, que te ayudará a regular el colesterol; es rico en polifenoles, antioxidantes naturales que evitan la proliferación de las células cancerígenas y previenen el envejecimiento de la piel, y es rico también en vitamina E, ya que con dos cucharadas de AOVE conseguirás la dosis diaria recomendada pos especialistas de esta vitamina.

Estadísticas de consumo de aceite de oliva virgen extra

El aceite de oliva virgen extra es el tercer tipo de aceite más consumido en España, tal y como se refleja en el Informe del Consumo de Alimentación en España en 2016 elaborado por el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. De los datos de este informe se desprende que cada español consume una media de 2,43 litros de aceite de oliva virgen extra al año.

Según estas cifras, el consumo de AOVE aumentó en 2016, último año del que se tienen datos, un 6,9 % con respecto al año anterior.
No todo el aceite de oliva que consumimos es aceite de oliva virgen extra

A pesar de que el AOVE ha visto incrementado su consumo, el aceite de oliva todavía es el gran protagonista de la gastronomía mediterránea y el más consumido en los hogares españoles con un porcentaje del 39 %.

Según el informa antes mencionado, cada persona consume de media en España 5,02 litros de aceite de oliva al año. Esta cantidad no puede extrañarte, ya que como fieles seguidores de la dieta mediterránea, en España, utilizamos el aceite de oliva en la elaboración de muchos platos y recetas, como aliño y condimento en ensaladas, como acompañamiento al pan y a tostadas o como aderezo de cualquier verdura.

Incluso, en ocasiones, como consecuencia de sus muchas propiedades, lo utilizamos como producto de belleza para suavizar el pelo o evitar el envejecimiento prematuro de la piel.

Es muy difícil encontrar un hogar en nuestro país en el que no haya siempre una botella o garrafa de aceite de oliva.

Las propiedades del aceite de oliva y el AOVE son similares y su diferencia radica en que el AOVE es de categoría superior por su proceso de producción y la calidad selecta de las olivas que se emplean en su preparación.

La variación en el consumo de AOVE y de aceite de oliva radica principalmente en el precio. Al tratarse de un aceite de calidad superior, el coste en el mercado del AOVE es más elevado que el del aceite de oliva tradicional, por lo que este último es más consumido en general.